Inicio Fenix Comunidad 2.0

Un sueño nacionalista hindú desde hace décadas está a punto de hacerse realidad. ¿Qué quiere decir esto?

Un sueño nacionalista hindú desde hace décadas está a punto de hacerse realidad. ¿Qué quiere decir esto?

(CNN) — Han comenzado a llegar obsequios ornamentados a la ciudad india de Ayodhya mientras el primer ministro del país, Narendra Modi, se prepara para inaugurar un gran templo hindú que espera refuerce sus posibilidades de lograr una inusual tercera victoria electoral en tan solo unos meses.

Aunque aún no está completo, el extenso Ram Janmabhoomi Mandir cumple una vieja promesa de Modi de construir un templo hindú en el sitio de una mezquita del siglo XVI que fue destruida por turbas hindúes hace más de 30 años.

Ese ataque transformó a la India y aceleró el movimiento nacionalista hindú del país.

Por esa razón, la ceremonia del lunes es muy controvertida, y si bien muchos hindúes celebrarán su inauguración, para la población musulmana minoritaria del país es un doloroso recordatorio de las divisiones religiosas que temen que se estén volviendo más pronunciadas bajo el gobierno del Partido Bharatiya Janata (BJP) de Modi.

Esto es lo que necesitas saber.

¿Qué pasará en Ayodhya el lunes?

Un ídolo de Lord Ram, una de las deidades más veneradas del hinduismo, será develado dentro del sanctum sanctorum del templo, en una ceremonia de consagración dirigida por Modi y transmitida a millones de personas.

Más de 7.000 personas han sido invitadas a asistir personalmente a la ceremonia, incluidos políticos de alto perfil que viajan en avión desde todo el vasto país para participar.

Se espera que unos 100 aviones fletados aterricen en Ayodhya el lunes, con un aumento de los precios de los hoteles y reservas de última hora que cuestan más de  US$ 1.200 por día, según informes de los medios locales.

Decenas de templos y mezquitas también fueron blanco de una serie de ataques de venganza que mataron a más de 2.000 personas en todo el país.

Desde el 16 de enero, los sacerdotes han estado dirigiendo oraciones y realizando rituales mientras los trabajadores trasladan el ídolo al complejo del templo. Altos dirigentes del BJP han concedido numerosas entrevistas televisivas sobre los acontecimientos, y los canales de noticias indios cubren las festividades del templo las 24 horas del día, los 7 días de la semana.

Fundamentalistas hindúes atacan el muro de la mezquita Babri Masjid del siglo XVI con barras de hierro en un lugar sagrado en disputa en la ciudad de Ayodhya en 1992. (Douglas E. Curran/AFP/Getty Images)

También se espera que la ceremonia se transmita en el extranjero en las embajadas de la India y en enormes pantallas de televisión en Times Square de Nueva York.

Antes del evento, Modi ha estado ayunando y orando en un ritual de 11 días impregnado de simbolismo religioso hindú.

“El Señor me ha hecho un instrumento para representar a todo el pueblo de la India durante la consagración”, dijo en un mensaje grabado en su canal de YouTube.

«Busco bendiciones de todos ustedes», añadió Modi.

¿Por qué el Ram Mandir es tan controvertido?

El sitio del templo alguna vez fue el hogar de Babri Masjid, una mezquita del siglo XVI, construida durante el gobierno mogol que lideró la India desde 1526 hasta 1858.

Pero muchos hindúes creen que Babri Masjid fue construida sobre las ruinas de un templo hindú, supuestamente destruido por Babar, el primer emperador mogol del sur de Asia.

El sitio es importante para ellos porque creen que es el lugar de nacimiento de Lord Ram, ahora honrado con la construcción del nuevo Ram Mandir.

El primer ministro indio, Narendra Modi, antes de inaugurar un nuevo aeropuerto y una estación de tren en Ayodhya, India, el sábado 30 de diciembre de 2023. (Rajesh Kumar Singh/AP)

Grupos nacionalistas hindúes habían hecho campaña durante años para demoler la mezquita y construir un templo en su lugar. En 1992, alentados por el BJP y otros grupos de derecha, los hindúes de línea dura lo atacaron con martillos, lo que desató una violencia comunitaria generalizada.

Decenas de templos y mezquitas también fueron blanco de una serie de ataques de venganza que mataron a más de 2.000 personas en todo el país.

La violencia fue una de las peores vistas en la India desde los sangrientos enfrentamientos que acompañaron la partición tras la independencia en 1947.

En los años siguientes, los nacionalistas hindúes se unieron para construir el Ram Mandir en el lugar de la mezquita destruida, lo que generó un enfrentamiento emocional y políticamente cargado que duró décadas.

En 2019, la Corte Suprema de la India concedió permiso a los hindúes para construir el templo en el sitio en disputa, poniendo fin a la disputa.

Los musulmanes rezan por la paz antes del veredicto sobre un sitio religioso en disputa en Ayodhya, dentro de las instalaciones de una mezquita en Ahmedabad, India, el 8 de noviembre de 2019. (Amit Dave/Reuters)

Fue visto como una victoria para Modi y sus partidarios, pero fue un golpe para muchos musulmanes para quienes la destrucción de Babri Masjid sigue siendo una fuente de profunda tensión y pérdida.

¿Cuál es la participación de Modi en el templo?

Modi llegó al poder en 2014 con la promesa de reformar la economía del país e iniciar una nueva era de desarrollo, pero a lo largo de su carrera política también impulsó fuertemente una agenda hindutva, una ideología que cree que la India debería convertirse en una tierra para los hindúes.

Mientras estuvo en el poder, el partido de Modi se unió para construir el Ram Mandir en Ayodhya en otra promesa a sus votantes principales, una medida que muchos consideraron que favorecía a la mayoría hindú del país.

Cuando la Corte Suprema emitió su veredicto hace cuatro años, Modi dijo que la decisión había “traído un nuevo amanecer” para la nación y conduciría a la “creación de una nueva India”.

Los críticos dicen que los políticos nacionalistas hindúes han arrancado a la India de los principios fundacionales seculares y que la construcción del templo en Ayodhya es el mayor logro en su campaña de varias décadas para transformar el país.

Se espera que la inauguración del templo la próxima semana aumente las posibilidades de Modi de ganar un inusual tercer mandato en unas elecciones generales previstas para finales de este año, tras haber cumplido su promesa a millones de votantes.

Si bien el gobierno no ha financiado la construcción del templo, Modi y su BJP han promovido fuertemente su inauguración, con un esfuerzo colosal para ponerlo a la par de un evento nacional histórico.

La organización matriz del BJP, la derechista Rashtriya Swayamsevak Sangh, ha distribuido alimentos a unos 50 millones de familias cercanas, según funcionarios del BJP, instándolas a participar en las celebraciones del templo.

¿Qué dicen los musulmanes sobre el templo?

Los musulmanes constituyen aproximadamente 200 millones de los 1.400 millones de habitantes de la India. Ayodhya, situada en el importante estado electoral de Uttar Pradesh, en el norte, alberga a unos 3 millones de personas, incluidos unos 500.000 musulmanes, y algunos de ellos temen sufrir ataques el día de la inauguración del templo.

Muchos musulmanes han compartido mensajes de apoyo mutuo en las redes sociales, con mensajes de WhatsApp instando a la comunidad a abstenerse de viajar en trenes y autobuses públicos por su propia seguridad.

La orden de la Corte Suprema de 2019 que allanó el camino para la construcción del templo de Ram también decía que las autoridades deben reservar un terreno para construir una mezquita a unos 25 kilómetros (15 millas) de distancia.
Pero no se espera que la construcción de la mezquita comience hasta mayo.

Algunos legisladores musulmanes destacados han criticado la inauguración del templo, lamentando la pérdida de la mezquita de Babri, donde sus antepasados ​​recitaban el Corán hace cientos de años.

«Jóvenes, hemos perdido nuestra Masjid (mezquita) y están viendo lo que se está haciendo allí», dijo Asaduddin Owaisi, jefe del partido político All India Majlis-E-Ittehadul Muslimeen, a sus seguidores durante un discurso a principios de este mes. . “¿No tienen dolor en sus corazones?”

¿Qué está haciendo la oposición?

La principal oposición del BJP, el Congreso Nacional Indio, ha anunciado que boicoteará la inauguración, alegando que el BJP está politizando el evento.

En respuesta a la decisión del Congreso de faltar a la ceremonia, el portavoz del BJP, Sudhanshu Trivedi, dijo a los periodistas que estaba impulsada por “celos, malicia y complejo de inferioridad hacia el primer ministro Narendra Modi”, y agregó que el partido se opone al “país” y al “dios”.

¿Cuánto costará el templo y cómo será?

El grupo de ingeniería indio Larsen and Toubro está construyendo el templo dentro de un complejo de 70 acres (28 hectáreas), y se espera que la construcción cueste alrededor de 15.000 millones de rupias (US$ 180 millones).

El gobierno no ha proporcionado fondos para su establecimiento. En cambio, se han recaudado donaciones para el complejo por alrededor de 30.000 millones de rupias (US$ 361 millones).

Tres escultores tallaron murales de Lord Ram, uno de los cuales fue elegido por un panel para residir dentro del sanctum sanctorum. La escultura de piedra negra pesa entre 150 y 200 kg (440 libras) y representa a la deidad como un niño de cinco años.

Read More

COMPARTE LAS NOTICIAS
administrator

Related Articles

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *