Inicio Fenix Comunidad 2.0

Un multimillonario ayudó a llevar “3-Body Problem” a Netflix. Su socio comercial lo envenenó antes del estreno de la serie

Un multimillonario ayudó a llevar “3-Body Problem” a Netflix. Su socio comercial lo envenenó antes del estreno de la serie
Lin Qi, presidente y director ejecutivo de Yoozoo Games Co., Ltd, habla durante una reunión el 25 de mayo de 2018. (Visual China Group/VCG vía Getty Images)

Hong Kong (CNN) — Lin Qi, un multimillonario aficionado de “The Three-Body Problem”, tenía grandes planes para llevar su novela de ciencia ficción china favorita a las pantallas de televisión, cine y videojuegos de todo el mundo.

Lleno de efectivo después de la salida a bolsa de su compañía de juegos en 2014, el joven empresario imaginó convertir la trilogía de ciencia ficción más querida de China en un fenómeno de la cultura pop global en la misma liga que “Star Wars”.

Una década después, Lin habría estado un paso más cerca de lograr su sueño cuando una adaptación de Netflix del libro ganador del premio Hugo atrajo a millones de espectadores en todo el mundo, pero el multimillonario que ayudó a hacer realidad el programa nunca vivió para verlo.

Lin, quien fue nombrado productor ejecutivo en los créditos iniciales de “3 Body Problem”, fue envenenado y murió a los 39 años, según las autoridades chinas, meses después de que Netflix anunciara sus planes de producir la serie en 2020.

El culpable fue uno de los propios ejecutivos de Lin, un abogado de alto nivel que ayudó a Yoozoo Games de Lin a conseguir los derechos para adaptar la aclamada trilogía.

Después de pelearse con su jefe, Xu Yao le regaló a Lin una botella de lo que dijo eran píldoras probióticas, pero que contenían un cóctel de toxinas letales que compró en la «dark web».

Los informes de los medios sobre el asesinato meticulosamente planeado han afectado a China, donde ha generado comparaciones en línea con el drama criminal estadounidense “Breaking Bad”. Según los medios de comunicación chinos, se trataba de mezclar y probar más de cien venenos en un laboratorio suburbano improvisado.

Xu fue condenado a muerte por asesinato por un tribunal de Shanghái el 22 de marzo, el día después del tan esperado debut de “3-Body Problem” en Netflix.

Para los empresarios tecnológicos chinos y los fanáticos de los libros, la frase dramáticamente sincronizada sirvió como un conmovedor recordatorio de la pérdida de una estrella en ascenso en la alguna vez vibrante industria de Internet de China, y una figura fundamental en la creación de una de las exportaciones de cultura pop más exitosas de China.

Un plan meticuloso

En una tarde de invierno de 2020, Lin conducía a casa desde la sede de Yoozoo Games en Shanghái cuando de repente se sintió mal. Ingresó en el hospital e inicialmente se recuperó hasta quedar estable, pero murió 10 días después, el día de Navidad, según su empresa.

Se detectaron al menos cinco toxinas en el cuerpo de Lin, entre ellas mercurio y tetrodotoxina, un veneno extremadamente potente que se encuentra en el pez globo, informó la revista financiera china Caixin, citando a personas cercanas al magnate de los videojuegos.

Xu fue identificado como un sospechoso clave y rápidamente detenido, según un comunicado de la Policía en ese momento.

En su fallo del mes pasado, el tribunal de Shanghái dijo que Xu tuvo una disputa con Lin sobre “asuntos de gestión de la empresa” y conspiró para envenenar a su jefe a través de artículos comestibles durante dos días. Xu también envenenó bebidas en las oficinas de dos ejecutivos con los que tuvo disputas, lo que provocó que cuatro colegas enfermaran, dijo el tribunal. Los cuatro sobrevivieron.

En los meses posteriores a la muerte de Lin, los medios de comunicación chinos elaboraron un relato más detallado (y escalofriante) del asesinato, que implicó una planeación meticulosa que duró meses.

Los actores de «3-Body Problem», John Bradley como Jack Rooney, Jess Hong como Jin Cheng, Mark Gatiss como Isaac Newton, Reece Shearsmith como Alan Turing, Jenson Cheng como Kublai Khan. (Crédito: Netflix)

Xu era un gran aficionado de «Breaking Bad», una serie estadounidense sobre un profesor de química que se dedica a fabricar metanfetamina después de que le diagnosticaran un cáncer terminal, según Caixin, citando a personas cercanas a la empresa.

Instaló un laboratorio en un suburbio de Shanghái y compró más de cien toxinas en la «dark web» para experimentar, a menudo probando venenos mixtos en gatos, perros y otros animales de compañía. Luego convirtió las sustancias letales en una píldora y le regaló las “píldoras probióticas” a Lin, informó Caixin.

Según Phoenix News, un medio de comunicación chino, Xu tenía 160 números de teléfonos móviles y creó una empresa comercial en Japón para adquirir productos químicos peligrosos, incluidas las sustancias que utilizaba para envenenar a sus colegas.

Entre septiembre y diciembre de 2020, Xu intercambió las cápsulas de café, el whisky y el agua embotellada en las oficinas de dos ejecutivos por sustitutos inyectados con cloruro de metilmercurio, un tóxico agudo que puede ser mortal si se ingiere, se inhala o se toca, informó Caixin el mes pasado, citando documentos del tribunal.

Desenlace

El tribunal de Shanghái no dio detalles sobre la ruptura entre Xu y Lin, pero según informes de los medios chinos que citan fuentes de la compañía, giró en torno a la ambición de Lin de adaptar «The Three-Body Problem», parte de una trilogía del autor de ciencia ficción más importante de China, Liu Cixin.

Lin había querido durante mucho tiempo convertir la propiedad intelectual Three-Body en una franquicia cultural global, pero los derechos de las adaptaciones de los libros estaban en manos de una pareja de empresarios chinos que se los compraron al autor en 2009.

La determinación de Lin de asegurar los derechos solo se fortaleció después de que una colaboración de años con la pareja para hacer una adaptación cinematográfica no se concretara.

En 2017, Lin contrató a Xu, un abogado establecido formado en Francia y Estados Unidos con una década de experiencia trabajando en un conglomerado multinacional chino, para resolver el obstáculo.

Xu consiguió con éxito los derechos de las adaptaciones. Al año siguiente, fue designado para encabezar una filial de Yoozoo, The Three-Body Universe, encargada de desarrollar la propiedad intelectual Three-Body.

Pero el esfuerzo de Xu no logró impresionar a Lin. Pronto, fue marginado, y proyectos clave fueron entregados a otro ejecutivo, Zhao Jilong, uno de los ejecutivos cuyas bebidas envenenaría más tarde Xu, según Caixin.

Se descubrió que Zhao padecía una intoxicación crónica y la concentración de mercurio en su cuerpo excedía 10 veces el nivel seguro, según el informe.

El salario anual de Xu se redujo de 20 millones de yuanes (US$ 2,76 millones) al año cuando se unió a Yoozoo por primera vez a alrededor de 5 millones de yuanes, según Phoenix News.

Cuando Netflix anunció su proyecto de adaptación de “The Three-Body Problem” en septiembre de 2020, Lin y Zhao figuraban como productores ejecutivos, y notoriamente faltaba el nombre de Xu.

El personal de Yoozoo le dijo a Caixin que el acuerdo con Netflix fue firmado por Lin y varios empleados jóvenes. «La contribución de Xu Yao fue casi nula», dijo una fuente cercana a Lin. «Quizás fue a partir de entonces que Lin había planeado ya no usar a Xu Yao».

En una entrevista publicada en noviembre de 2020, Xu promocionó su papel clave en la adquisición de los derechos de autor de Three-Body por parte de Yoozoo.

«Nosotros, los profesionales del derecho, estamos aquí para apagar incendios, romper el estancamiento y debemos tener el coraje de ser agentes de cambio», dijo.

Más tarde resultaría que en ese momento, Xu ya estaba planeando un acto que cambiaría para siempre su destino y el de Lin.

Un mes antes de la muerte de Lin, el magnate le dijo a un entrevistador que el proyecto Three-Body tenía el potencial de ser el legado de su vida y que probablemente estaría en su mente cuando dijera «adiós al mundo a loa 90 años».

“Se dice que tu mente será golpeada por un momento de extrema claridad cuando estés a punto de morir… Así que tengo mucho miedo de que lo que estaré pensando antes de morir es: ¿Cómo destruí ‘The Three-Body Problem’?»

Read More

COMPARTE LAS NOTICIAS
administrator

Related Articles

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *