Inicio Fenix Comunidad 2.0

Truth Social hizo más rico a Trump y le dio un nuevo megáfono, pero está teniendo problemas como red social.

Truth Social hizo más rico a Trump y le dio un nuevo megáfono, pero está teniendo problemas como red social.
Trump lanza aplicación con interfase similar a Twitter 2:37

(CNN) — Cuando no está criando caballos o trabajando en una obra de construcción, Nick Mirtschink, de 28 años, dice que pasa «mucho» tiempo en Truth Social, la plataforma de redes sociales iniciada por Donald Trump.

Lo mismo hace Bree Duke, una jubilada del noroeste de Georgia, quien dijo que consulta periódicamente las frecuentes publicaciones de Trump, llamadas «truths» («verdades»).

«Me encanta», dijo Duke a CNN. «Lo tengo en mi televisor y lo tengo en mi teléfono».

Mirtschink y Duke compartieron sus opiniones entusiastas sobre la aplicación mientras asistían al reciente mitin de Trump en Rome, Georgia, donde era fácil encontrar usuarios habituales de Truth Social. Sin embargo, fuera de su movimiento MAGA, el sitio de redes sociales está luchando por encontrar una audiencia más amplia. Está perdiendo usuarios y su tráfico se ha desplomado. En noviembre había aproximadamente 860.000 cuentas activas en el sitio, un número diminuto en comparación con las plataformas más convencionales.

Y, sin embargo, el viernes, Digital World Acquisition Corp. aprobó una lucrativa fusión con Trump Media & Technology Group, propietario de Truth Social, que se espera genere una ganancia inesperada de miles de millones de dólares para el expresidente justo cuando los crecientes problemas legales y sentencias han comprometido su imperio empresarial, su riqueza personal y sus finanzas de campaña. Sin embargo, no traerá un alivio inmediato, ya que Trump no podrá vender sus acciones durante seis meses.

Es un hito importante para el sitio de redes sociales así como para Trump, ya que abre un camino para el regreso del exmagnate inmobiliario a Wall Street. La compañía cotizará bajo el símbolo DJT, colocando las iniciales de Trump junto a algunas de las marcas y corporaciones más emblemáticas del mundo, tal como lo hizo una vez la Torre Trump.

Para Trump, cuya animada y antagónica presencia en Twitter lo ayudó a trazar su camino hacia la presidencia de Estados Unidos, el sitio de redes sociales también se ha convertido en un nuevo megáfono para sus opiniones sin reservas. Sus seguidores más devotos, reporteros políticos e incluso su propio personal y asesores confían en el sitio para tener una ventana a sus últimas ideas, que comparte en docenas de publicaciones al día.

Pero a medida que la incursión de Trump como magnate de las redes sociales entra en su tercer año, la viabilidad a largo plazo (y el propósito) de la aplicación siguen sin estar claras. Truth Social no es una amenaza seria con la que competir, y mucho menos eclipsar, a X, Facebook o YouTube (no está entre las 100 aplicaciones de redes sociales más descargadas en la tienda de aplicaciones de Apple) ni se ha distinguido como su alternativa conservadora. La dirección de Trump Media advirtió el año pasado que la empresa corría riesgo de insolvencia sin una fusión, y la mayoría de los analistas se muestran escépticos sobre su valoración actual por encima de los US$ 6.000 millones.

«Está tremendamente sobrevaluado», dijo a CNN esta semana Jay Ritter, profesor de finanzas de la Universidad de Florida. «Se considera una acción meme cuyo precio está divorciado del valor fundamental».

En cambio, la altísima evaluación parece estrechamente ligada al intento de regreso político de Trump. Pero Truth Social no ha demostrado que pueda sobrevivir, y mucho menos prosperar, a menos que la mirada de la nación esté puesta en el usuario más famoso del sitio.

“La influencia de Truth Social está impulsada en gran medida, si no totalmente, por la popularidad de Donald Trump”, dijo Josephine Lukito, quien investiga la intersección de la política y las redes sociales en la Universidad de Texas en Austin. «Sin él, no creo que haya un camino viable a seguir».

Optimismo inicial

Truth Social se lanzó a principios de 2022, un año después de que Twitter, ahora conocido como X, y Facebook bloquearan las cuentas de Trump por incitar el ataque al Capitolio de Estados Unidos el 6 de enero de 2021. Desde entonces, ambas plataformas han restablecido la cuenta de Trump, aunque él publica casi exclusivamente en Truth Social.

Trump dijo recientemente al público de un evento en Carolina del Sur que le compró el nombre de su aplicación por US$ 2.100 a “un tipo”.

«Habría pagado millones», afirmó Trump ante la multitud.

Algunos conservadores, que buscaban una alternativa a los principales sitios de redes sociales considerados hostiles a su punto de vista, inicialmente parecían ansiosos por abrazar Truth Social. Una encuesta de 2021 encontró que 3 de cada 5 republicanos esperaban utilizar el nuevo sitio.

«¡Prepárense!», escribió Trump en su primera publicación de Truth Social. «Tu presidente favorito te verá pronto».

Pero el entusiasmo por la aplicación superó el uso real. Tres meses después de su lanzamiento, sólo el 2% de los estadounidenses informaron que usaban regularmente Truth Social para obtener noticias, según descubrió Pew Research, en línea con otras alternativas de redes sociales conservadoras de nicho como Gettr y Rumble.

La actividad en la aplicación se ha hundido desde sus primeros picos. Los usuarios activos mensuales del sitio en dispositivos iOS y Android han disminuido un 39% año tras año, según datos de Similarweb compartidos con CNN a principios de este mes. Las visitas al sitio en dispositivos móviles y de escritorio también se desplomaron en casi un 29% durante ese período.

La aplicación en sí es algo torpe y no está exenta de problemas tecnológicos. Pareció estar fuera de servicio durante el discurso sobre el Estado de la Unión del presidente Joe Biden cuando Trump prometió brindar comentarios en vivo.

CNN intentó comunicarse con Truth Social para obtener comentarios a través de una dirección de correo electrónico en su sitio web. El correo electrónico rebotó.

El director ejecutivo de Trump Media, Devin Nunes, excongresista republicano, dijo en un comunicado el mes pasado después de que los reguladores estadounidenses permitieran la fusión: “En el futuro, nuestro objetivo es acelerar nuestro trabajo para construir una autopista de la libertad de expresión fuera del dominio asfixiante de las grandes tecnologías”.

Trump insiste en que Truth Social está “en llamas”, como él mismo lo ha dicho. Regularmente promociona la aplicación en sus mítines y durante entrevistas. Por ejemplo, Trump recientemente habló de Truth Social mientras relataba su publicación en apoyo de los tratamientos de fertilización in vitro después de que un fallo de la Corte Suprema de Alabama llevó a algunas clínicas a suspender el acceso a algunos servicios de FIV en el estado.

“La máxima alegría en la vida es tener un bebé hermoso, saludable y maravilloso”, dijo Trump, antes de agregar: “Difundí ese mensaje en algo llamado Truth Social. ¿Alguien ha estado conectándose últimamente? Truth Social está de moda”.

Muchos políticos republicanos y conservadores no se han unido a Truth Social o publican con poca frecuencia. La última publicación del gobernador de Virginia, Glenn Youngkin, fue en julio de 2022. Los populares presentadores de podcasts conservadores Megyn Kelly, Ben Shapiro y Glenn Beck no parecen tener cuentas activas. El senador de Carolina del Sur, Tim Scott, se unió recientemente a Truth Social, justo cuando su nombre surgió como posible compañero de fórmula de Trump.

Aquellos que han adoptado Truth Social continúan activos en las plataformas de sus competidores, incluidos aquellos en el círculo íntimo de Trump.

“Sus allegados son muy activos en X. Son activos en otras plataformas”, dijo Matt Terrill, quien fue jefe de personal de la campaña presidencial de 2016 del senador de Florida Marco Rubio, otro prolífico usuario de las redes sociales. «Es un reconocimiento de que es ahí donde mucha gente recibe las noticias».

Para sus partidarios, la empresa es una prueba más de la perspicacia para los negocios de Trump, una reputación que construyó durante una carrera trabajando en bienes raíces y como personalidad de telerrealidad.

«Es brillante porque por la pura virtud de que estamos teniendo esta conversación en este momento, es impresionante», dijo a CNN Paul Leslie, un escritor que asistió al mitin de Trump en Georgia. «Creas tu propia plataforma de redes sociales y luego la gente incluso habla del hecho de que ‘Oh, no estás en Twitter’. Es simplemente otra fuente de prensa y, como cualquiera puede ver claramente, nunca ha habido un personaje más hábil para las relaciones públicas que Donald Trump».

En un día cualquiera, Trump publicará decenas de veces en Truth Social, brindando un flujo continuo de comentarios sobre sus problemas legales, compartiendo números de encuestas favorables, respondiendo a la cobertura negativa y opinando sobre las disputas políticas del día.

Fue en Truth Social donde Trump comentó por primera vez sobre el fin de la precandidatura de la exgobernadora de Carolina del Sur Nikki Haley.

Solo el viernes, Trump atacó al juez y al fiscal general del estado en uno de sus casos legales, expresó su apoyo a los manifestantes cubanos, respaldó a un candidato al Senado del estado de Arizona, compartió ocho videos de él hablando directamente a la cámara y sugirió que tiene suficiente dinero para cubrir el la sentencia por fraude civil de US$ 464 millones en Nueva York, una admisión potencialmente preocupante para su equipo legal.

Las publicaciones replican el uso y el estilo de las redes sociales en el pasado de Trump; a menudo publica en mayúsculas, pero con solo una fracción del alcance. En X, el sitio antes conocido como Twitter y ahora propiedad del multimillonario Elon Musk, Trump tiene 87 millones de seguidores, 13 veces su audiencia en Truth Social.

«Es seguro decir que Truth Social no ha irrumpido en el ‘mainstream'», dijo Joshua Tucker, codirector del Centro de Política y Medios Sociales de la Universidad de Nueva York. «Es un lugar para que se reúnan grupos más pequeños de conservadores y para que Trump hable con algunos de sus seguidores».

Para algunos de esos partidarios, eso es una característica y no un error.

“Creo que definitivamente es algo bueno que él esté fuera de Twitter”, dijo Mirtschink en el mitin de Georgia. «Porque Twitter tiene muchos demócratas allí».

Kurt Holtzclaw, un trabajador de la construcción de 20 años y partidario de Trump, reconoció haber tenido que ver una buena cantidad de contenido de Truth Social de cuentas conspirativas que podrían estar bloqueadas en otras plataformas.

«Me gusta obtener información de una amplia variedad de fuentes», dijo Holtzclaw. «Pero me gusta conocer su punto de vista».

Donde Truth Social ha tenido éxito, ha beneficiado principalmente a una persona: Trump. A medida que el expresidente resurgió como el favorito para la candidatura republicana, Truth Social obtuvo muchas más menciones en la cobertura de noticias de los reporteros que exploraban el sitio en busca de las opiniones de Trump sobre la carrera, dijo Lukito, profesor de la Universidad de Texas. Eso no ha hecho más que acelerarse desde que Trump se convirtió en el virtual candidato republicano.

«Una de las ideas erróneas es que lo importante es qué tan grande va a ser en relación con Twitter o cuánto dinero está ganando», dijo Lukito. “La realidad es que está ganando porque puede aprovechar con éxito la cobertura mediática a través de Truth Social. La mayoría de las personas se enteran no porque estén en la plataforma sino porque lo ven en los medios”.

Trump reconoció recientemente este fenómeno después de que Jimmy Kimmel se burlara del comentario del expresidente sobre su actuación como anfitrión de los Premios Oscar.

“Termina leyendo mi ‘verdad’. E (sic) dijo que este tipo es aún más tonto de lo que pensaba”, escribió Trump en Truth Social. “El asunto se volvió viral. Ya ha sucedido en todo el mundo y todo lo que tenía que hacer era mantener la boca cerrada”.

Aún así, incluso algunos de sus partidarios añoran los días en que las publicaciones de Trump llegaban a una audiencia más amplia.

“Trump tuiteaba y, vaya, todos se ofendían por eso”, dijo la representante de Georgia Marjorie Taylor Greene en el reciente mitin de Trump. “Te diré una cosa, daría cualquier cosa por algunos buenos tuits de Trump. Oye, ya sabes, puedes encontrarlo en Truth Social. Ya sabes dónde está”.

Read More

COMPARTE LAS NOTICIAS
administrator

Related Articles

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *