Inicio Fenix Comunidad 2.0

Sudán, al borde del colapso y la hambruna en el primer aniversario de la guerra civil

Sudán, al borde del colapso y la hambruna en el primer aniversario de la guerra civil
Unirse o morir de hambre: la amenaza del RSF en Sudán 3:19

(CNN) — Mientras Sudán conmemora el triste aniversario de un conflicto de un año de duración, las agencias de ayuda humanitaria advierten que el país se tambalea al borde del colapso, enfrentándose a una crisis humanitaria sin precedentes que ha sido ignorada en gran medida por el resto del mundo.


Islamic Relief, una agencia humanitaria y de desarrollo, describió con crudeza la situación de Sudán, advirtiendo que se encuentra al borde de una hambruna masiva, con niños pequeños que se enfrentan a la posibilidad de morir de hambre.

La situación en Sudán es desesperada: más de 8,4 millones de personas, entre ellas 2 millones de niños menores de 5 años, se han visto obligadas a huir de sus hogares como consecuencia del conflicto, según Médicos Sin Fronteras (MSF).

A pesar de estas alarmantes cifras, la respuesta internacional ha sido deplorablemente inadecuada, ya que hasta ahora solo se ha financiado el 5% del plan de respuesta humanitaria para Sudán en 2024, señaló Islamic Relief en un comunicado.

El director de la agencia en Sudán, Elsadig Elnour, declaró: «En el último año he visto a mi país sumirse en la violencia, la locura y la destrucción, desatendido por el resto del mundo».

El conflicto, que enfrenta a las Fuerzas Armadas Sudanesas (SAF) con el grupo paramilitar Fuerzas de Apoyo Rápido (RSF), ha dejado millones de desplazados e innumerables civiles muertos o gravemente heridos.

El alto comisionado de la ONU para los Derechos Humanos, Volker Türk, advirtió el lunes en un comunicado de una nueva escalada de la violencia en Sudán «a medida que las partes en conflicto arman a los civiles y más grupos armados se unen a los combates».

Desde el comienzo de la guerra civil, miles de hogares, escuelas, hospitales y otras estructuras civiles vitales han sido destruidos, «sumiendo al país en una grave crisis humanitaria y creando la mayor crisis de desplazados del mundo», dijo su oficina.

«Cerca de 18 millones de personas se enfrentan a una grave inseguridad alimentaria, 14 millones de ellas niños, y más del 70% de los hospitales ya no funcionan en medio de un aumento de las enfermedades infecciosas», añadió Türk.

Romper el «muro de silencio»

Las advertencias se producen mientras el lunes se celebra en Francia una conferencia de donantes que, según el ministro de Asuntos Exteriores de Francia, Stéphane Séjourné, tiene como objetivo apoyar los intentos de mediación, mejorar la coordinación entre la comunidad internacional y proporcionar apoyo a los civiles sudaneses.

En una rueda de prensa celebrada en París junto a su homóloga alemana, Annalena Baerbock, declaró: «Estamos hoy aquí para romper este muro de silencio en torno a este conflicto y movilizar a toda la comunidad internacional».

«Hoy demostramos que no olvidaremos el sufrimiento de la gente en Sudán», dijo Baerbock, añadiendo que la situación humanitaria en el país devastado por la guerra es «realmente desastrosa».

Una investigación de CNN descubrió que casi 700 hombres y 65 niños habían sido reclutados a la fuerza por las paramilitares Fuerzas de Apoyo Rápido (RSF) de Sudán en un periodo de tres meses solo en el estado de Jazira.

Mohamed Badawi, abogado del Centro Africano de Estudios para la Justicia y la Paz, declaró entonces a CNN que las tácticas coercitivas y violentas de las RSF eran similares a un «sistema de trabajo forzado», y afirmó que las personas podían ser detenidas si no «mataban para» las RSF.

Falta de respuesta

Médicos Sin Fronteras pidió el viernes a los líderes que asisten a la conferencia de París «que aumenten inmediatamente la respuesta humanitaria» en Sudán. La organización benéfica denunció que la «falta crónica de respuesta de las organizaciones humanitarias y de la ONU han hecho desesperada una situación ya de por sí grave en Sudán», ya que «las autoridades sudanesas bloquean sistemáticamente la entrega de ayuda a algunas zonas, mientras que las RSF han saqueado instalaciones y suministros sanitarios».

Mohamed Osman, investigador sobre Sudán de Human Rights Watch, también afirmó que «la respuesta mundial al brutal conflicto de Sudán tiene que cambiar».

Osman instó a los dirigentes a pedir cuentas a los responsables de atrocidades y violaciones del derecho internacional humanitario.

«Las partes enfrentadas en Sudán han infligido un tremendo sufrimiento a sudaneses de todas las clases sociales», afirmó. «Los líderes reunidos en París deben actuar para hacer frente a los niveles vergonzosamente bajos de financiación humanitaria, incluso para el personal de respuesta local, y comprometerse a tomar medidas concretas contra quienes obstaculizan deliberadamente la entrega de ayuda a las poblaciones necesitadas».

Según el enviado especial de Estados Unidos para Sudán, Tom Perriello, aún no se ha decidido una fecha concreta para las conversaciones de paz.

Perriello declaró en una sesión informativa del Departamento de Estado que Arabia Saudita tenía previsto acoger conversaciones integradoras, y que esperaban anunciar pronto una fecha. Anteriormente, Perriello había indicado que las conversaciones podrían reanudarse hacia mediados de abril, después del Ramadán, posiblemente el 18 de abril.

Read More

COMPARTE LAS NOTICIAS
administrator

Related Articles

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *