Inicio Fenix Comunidad 2.0

Rusia avanza lenta pero consistentemente en el este de Ucrania, mientras crecen las críticas a la información oficial provista por Kyiv

Rusia avanza lenta pero consistentemente en el este de Ucrania, mientras crecen las críticas a la información oficial provista por Kyiv
La evolución del avance de la invasión rusa en Ucrania 2:30

(CNN) — Las fuerzas del presidente Vladimir Putin han logrado nuevos avances en al menos tres lugares a lo largo del frente oriental de Ucrania –incluyendo por primera vez en varios meses un avance en la región septentrional de Járkiv– poniendo de relieve una vez más la necesidad de Kyiv de municiones y armas de Estados Unidos y otros aliados.

Los últimos acontecimientos reflejan el nuevo ritmo del campo de batalla desde la caída de la ciudad industrial de Avdiivka en febrero.

Los avances tácticos de Rusia son ahora a diario. Suelen ser modestos –desde unos pocos cientos de metros de territorio hasta quizá un kilómetro como máximo–, pero tienen lugar en varios lugares a la vez.

Desde la perspectiva ucraniana, las pérdidas también van acompañadas de más expresiones públicas de crítica a las fuerzas armadas por las actualizaciones de información oficial del ejército sobre el campo de batalla.

Entre las zonas que siguen sufriendo la mayor presión rusa se encuentran un puñado de pequeños asentamientos al noreste y al sur de Ocheretyne, un gran pueblo situado en una cresta a unos 16 km al oeste de Avdiivka, en la región de Donetsk.

Un edificio destruido en la aldea de Ocheretyne, en la línea del frente de Adiivka, en el este de Ucrania, el mes pasado. (Crédito: Jose Colon/Anadolu vía Getty Images)

El grupo ucraniano de vigilancia DeepState, que actualiza diariamente los cambios en las posiciones de la línea del frente, muestra que las fuerzas rusas avanzaron en ocho lugares diferentes a lo largo de 20-25 km de la línea del frente en un período de 24 horas.

Los blogueros militares de ambos bandos coinciden en que las fuerzas rusas han cruzado un curso de agua y han tomado el control de los asentamientos de Semenivka y Berdychi. Unos kilómetros al norte, Soloviove también está en manos rusas, y el pequeño asentamiento de Keramik, al menos parcialmente.

«Continúa la retirada en la zona operativa de Donetsk», escribe el bloguero militar ucraniano Myroshnykov, que expresa su preocupación por que las tropas rusas puedan avanzar pronto hacia el sur, en dirección a Karlivka –donde podrían cruzar el río Vovcha–, uniéndose a otras unidades rusas que empujan hacia el oeste desde Pervomaiske, recientemente capturada.

Críticas a las comunicaciones militares de Ucrania

Tanto Myroshnykov como el sitio DeepState apuntan a las comunicaciones oficiales ucranianas, acusando a las fuerzas armadas de ofrecer actualizaciones poco realistas desde el campo de batalla.

En un post en Telegram, DeepState publicó un video gráfico de la muerte de un soldado ruso en un ataque con dron en la localidad de Soloviove, pero utilizó el clip para argumentar que los incidentes aislados pueden ocultar una imagen más amplia, algo de lo que también acusó a las fuerzas armadas.

Trabajadores de los servicios públicos limpian las consecuencias de un ataque nocturno con cohetes rusos en la ciudad ucraniana de Járkiv el 27 de abril. (Crédito: Stringer/Anadolu vía Getty Images)

«Puedes ver con placer para siempre el video de un (soldado) ruso despedazado», escribió DeepState, «pero cerca hay otro lugar que requiere atención: soldados de Moscú moviéndose tranquilamente por el pueblo, manteniéndolo bajo control. Las Fuerzas de Defensa (ucranianas) les infligen daños por fuego, y se puede repetir al menos mil millones de veces (en la televisión nacional) que dos tercios de la aldea están bajo el control de los militares ucranianos, pero la imagen de la realidad es completamente diferente».

Nazar Voloshyn, portavoz del grupo estratégico-operativo de Jortytsia, declaró el sábado en la televisión ucraniana que dos tercios del pueblo de Soloviove estaban bajo control ucraniano. La cercana Ocheretyne también seguía controlada en dos tercios por Ucrania, que tenía las cosas bajo control, dijo.

«La parte del asentamiento por la que irrumpió el enemigo está bajo nuestro control de fuego. El enemigo está bloqueado y se están tomando medidas para expulsar (a las tropas rusas). Los intensos combates continúan allí, pero la situación está bajo el control de las Fuerzas Armadas (ucranianas)», dijo.

Por su parte, DeepState lo ve de otro modo, pues considera que las tropas rusas controlan el centro de la localidad de Ocheretyne, incluida la estación de tren, desde hace al menos tres días. La semana pasada, el sitio de vigilancia formuló una queja similar contra los militares acusando a «algunos portavoces» de incompetencia.

Como parte de su entrevista en la televisión ucraniana, Voloshyn también abordó la situación más al norte, a lo largo de la parte de la línea del frente que se adentra en la región de Járkiv, y describió a las fuerzas rusas allí como «significativamente más activas» durante el último día.

Militares ucranianos en un vehículo blindado regresan del campo de batalla de Semenivka, cerca de Avdiivka, el 4 de marzo. (Crédito: Narciso Contreras/Anadolu vía Getty Images)

La última vez que Rusia logró pequeños avances en la región fue a finales de enero y principios de febrero, pero DeepState evalúa un nuevo avance de entre uno y dos kilómetros en la aldea de Kyslivka. En general, las líneas del frente en esta región se han mantenido relativamente estables desde que Ucrania recuperó una gran franja de territorio en la región de Járkiv a finales del verano de 2022.

Las fuerzas rusas también están avanzando al oeste de la ciudad de Donetsk, entrando en la ciudad industrial de Krasnohorivka desde el sur y el este.

Se han registrado intensos combates en torno a una gran fábrica de ladrillos. Un bloguero militar ruso escribió sobre la importancia de la batalla: «La liberación (sic) de la planta de refractarios significaría en realidad la caída de la fortificación de Krasnohorivka, ya que las afueras del norte del asentamiento son edificios privados, que serán demasiado difíciles de defender si se pierde la planta».

Más reveses a corto plazo

Muchos analistas occidentales, junto con funcionarios ucranianos, consideran que el actual ritmo acelerado de Rusia es precursor de un gran intento de ofensiva esta primavera. También se supone que Moscú quiere aprovechar su considerable ventaja en munición antes de que los suministros estadounidenses –aprobados la semana pasada tras seis meses de parón político– lleguen a los frentes.

Residentes locales sentados a la entrada de un edificio de apartamentos destruido por los bombardeos en Ocheretyne el 15 de abril. (Crédito: Anatolii Stepanov/AFP/Getty Images)

El Instituto para el Estudio de la Guerra (ISW) evalúa que habrá más reveses a corto plazo para Ucrania, aunque sin grandes derrotas estratégicas.

«Es probable que las fuerzas rusas logren avances tácticos significativos en las próximas semanas mientras Ucrania espera la llegada de la ayuda de seguridad estadounidense al frente, pero sigue siendo improbable que arrollen las defensas ucranianas», escribe.

La otra gran debilidad cuantitativa de Ucrania, que también ayuda a explicar las recientes trayectorias en el campo de batalla, es la cantidad de soldados. El mes que viene entra en vigor una nueva ley de movilización, que se espera mejore los procesos de reclutamiento. Pero Kyiv se ha mostrado muy reticente a decir claramente cuántos soldados más necesita, mientras que Moscú sigue aumentando los efectivos.

«La calidad (de los combatientes rusos), por supuesto, varía, pero la ventaja cuantitativa es un grave problema», escribe en X Rob Lee, del Foreign Policy Research Institute.

«Sin su ventaja en cantidad de soldados, la artillería y la aviación rusas no serían suficientes para que Rusia ganara terreno en el campo de batalla. La situación relativa de la cantidad de soldados es probablemente el factor más importante que determinará la trayectoria de la guerra, sobre todo si Rusia puede mantener el reclutamiento de entre 20.000 y 30.000 al mes», añade Lee.

Con información de Yulia Kesaieva, Maria Kostenko y Victoria Butenko.

Read More

COMPARTE LAS NOTICIAS
administrator

Related Articles

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *