Inicio Fenix Comunidad 2.0

Profesores de Harvard piden a la junta de la universidad que atienda su creciente número de crisis

Profesores de Harvard piden a la junta de la universidad que atienda su creciente número de crisis
Reportan aumento del antisemitismo en universidades de EE.UU. 3:08

Nueva York (CNN) — Algunos miembros clave del profesorado de Harvard y del máximo órgano de gobierno de la universidad llevaron a cabo una reunión extraordinaria la semana pasada para abordar los problemas sin precedentes de una de las instituciones de enseñanza superior más prestigiosas de Estados Unidos.

Harvard se enfrenta a muchos problemas: el creciente antisemitismo en el campus y la controvertida respuesta de la universidad al mismo; el actual escándalo de plagio de la presidenta Claudine Gay; la caída en picado de las solicitudes de admisión y una sentencia del Tribunal Supremo sobre la discriminación positiva que deja a la universidad con un futuro incierto.

En la reunión, de la que reportó por primera vez The New York Times, participaron Jeff Flier, exdecano de la Facultad de Medicina de Harvard, y Steven Pinker, profesor de psicología de la Universidad de Harvard, entre otros dos profesores. Flier declaró a CNN que mantuvieron una conversación «muy cordial y franca» con la fundadora de organizaciones sin ánimo de lucro Tracy Palandjian y el ejecutivo de capital privado Paul Finnegan, ambos miembros de la Harvard Corporation. Finnegan también confirmó a CNN que la discusión durante la cena tuvo lugar la semana pasada.

«Se nos pidió que expusiéramos nuestro punto de vista sobre los problemas y sobre lo que podría hacerse con el tiempo para resolverlos», explicó Flier. «Así lo hicimos: nos hicieron muchas preguntas y tratamos de responderlas».

Flier dijo que instó a los miembros del máximo órgano de gobierno de la universidad a atender de forma más directa los copiosos problemas a los que se enfrenta Harvard. Harvard Corporation hizo pocas declaraciones, ya sea en apoyo de Gay, sobre el antisemitismo en el campus o sobre el plagio de Gay.

«Si la gente dice que la universidad está cometiendo errores, ¡están hablando de ustedes!», dijo Flier a los miembros de Harvard Corporation. Flier fue el primero en facilitar una declaración al New York Times.

Flier dijo que Harvard Corporation respondió con interés a los comentarios sinceros de los profesores y les hizo preguntas. Dijeron que compartirían los comentarios con sus colegas y se pondrían en contacto con el personal.

CNN se puso en contacto con Harvard para solicitar sus comentarios.

Las polémicas se acumulan

El escándalo del plagio de Gay ha acaparado gran parte de la conversación pública sobre Harvard en los últimos días. El goteo de acusaciones de plagio se ha ido extendiendo gradualmente, y la historia se mantiene en los titulares a pesar de que Harvard Corporation sigue respaldando a su presidenta. El consejo de administración calificó sus errores de «lamentables», pero afirmó que las citas incompletas no constituyen una falta de ética en la investigación.

Sin embargo, el debate sobre el plagio desvió la atención de un problema mucho mayor y más generalizado que Harvard ha sido incapaz de resolver: el creciente antisemitismo en el campus.

El Departamento de Educación abrió una investigación en Harvard «por discriminación relacionada con la ascendencia compartida», término genérico que engloba tanto el antisemitismo como la islamofobia. Harvard es una de las decenas de escuelas que el gobierno federal investiga desde los ataques del 7 de octubre de Hamas contra Israel.

Gay fue objeto de intensas críticas el 5 de diciembre por su desastroso testimonio en el Capitolio, en el que ella y otros rectores universitarios se esforzaron por decir explícitamente que los llamados en el campus al genocidio de los judíos constituirían una violación de las normas de la escuela.

La expresidenta de la Universidad de Pensilvania, Liz Magill, dimitió poco después de su testimonio, pero Harvard respaldó a Gay. Harvard Corporation emitió una declaración conjunta el 12 de diciembre en la que apoyó plenamente a Gay.

Hace dos semanas, Harvard anunció que las solicitudes de admisión anticipada en Harvard descendieron un 17%, al alcanzar el nivel más bajo de los últimos cuatro años. No está claro por qué; Penn y otras universidades que se enfrentan a problemas similares a los de Harvard dijeron que las solicitudes de inscripción aumentaron con respecto al año anterior.

La clase de 2028 es también el primer ciclo de admisiones después de que el Tribunal Supremo de EE.UU. eliminara la discriminación positiva en la universidad, al declarar inconstitucionales los programas de admisión de Harvard y la Universidad de Carolina del Norte.

La semana pasada, el megadonante Len Blavatnik se convirtió en el último donante en suspender sus donaciones a Harvard, según confirmó a CNN una persona familiarizada con el asunto. Dijo a Harvard que quiere que la universidad resuelva los problemas de antisemitismo en el campus.

Harvard Corporation bajo presión

En la cena de la semana pasada, según el Times, los miembros de la junta directiva «se enfrentaron a un interrogatorio» sobre la presidenta de la universidad.

La señora Palandjian dijo a los asistentes a la cena, según el Times, que sustituir a Gay podría no ser suficiente para que Harvard recuperara el rumbo. Harvard necesitaba un «cambio generacional», dijo, según el Times. CNN se puso en contacto con Palandjian para obtener sus comentarios.

Jonathan Swain, portavoz de Harvard, declaró al Times que la cena fue una «conversación constructiva y positiva sobre la importancia de la libertad académica, el discurso civil y la diversidad intelectual», y añadió que «el debate sobre el ‘cambio generacional’ se produjo en ese contexto; que abordar una cuestión social tan vital y compleja no ocurriría de la noche a la mañana, sino que llevaría tiempo. No estaba relacionado con ninguna persona de Harvard». Swain no respondió a la solicitud de comentarios de CNN.

Flier dijo que no recordaba el comentario de Palandjian exactamente como lo publicó el Times.

«Recuerdo que dijo que para llevar a cabo las acciones que recomendamos (que no incluían la destitución de la presidenta) haría falta una generación… no un cambio generacional, que tiene un significado diferente», dijo a CNN.

El mismo martes, Gay celebró una reunión virtual con cientos de miembros del profesorado, según reportó CNN, de acuerdo con una fuente familiarizada con el asunto. Gay celebró esa reunión justo antes de anunciar sus planes de publicar correcciones a su tesis.

Según la fuente, la polémica sobre el plagio que ha rodeado a Gay no surgió durante el encuentro de Zoom con los miembros de la Facultad de Artes y Ciencias. Alrededor de una docena de miembros de la facultad de Harvard hablaron durante el acto y todos ellos se mostraron favorables, según la fuente.

Sin embargo, según el Times, «conversaciones privadas con donantes, profesores y otras personas indican que hay indicios de tensiones entre los miembros de la junta».

«Algunos miembros han admitido que tienen que hacer frente a las tormentas, personas implicadas en esas conversaciones», informó el periódico.

Pero tanto los partidarios como los detractores del planteamiento de Harvard afirman que los miembros de Harvard Corporation no están cambiando su enfoque ante las críticas, reportó el Times.

Read More

COMPARTE LAS NOTICIAS
administrator

Related Articles

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *