Inicio Fenix Comunidad 2.0

Pablo de la Peña: La Gobernanza también está en juego

Pablo de la Peña: La Gobernanza también está en juego

De acuerdo con los resultados de la encuesta de enero de este año, a especialistas en economía del sector privado que realiza el Banco de México, el 52 por ciento de los encuestados opinan que los temas relacionados a la gobernanza del país son los factores que podrían inhibir el crecimiento de México en este 2024. Los temas relacionados con la gobernanza son: problemas de inseguridad, incertidumbre de la política interna, fallas en el Estado de Derecho, corrupción e impunidad.

El tema de la inseguridad ha acaparado “la primera plana” de los principales medios de noticias en el país, prácticamente desde que inició el año. Y creo que el asunto no es para menos.

En el proceso electoral del 2021, se registraron 32 asesinatos a candidatos o precandidatos. De acuerdo con una reciente publicación del medio español El País, se han registrado 16 asesinatos a precandidatos desde junio del 2023 al 7 de febrero del presente año; y aún no empiezan formalmente las campañas.

La promesa de López Obrador de reducir la criminalidad no se ha cumplido. Y como siempre, muchos dirán que tienen otros datos, pero con información del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, podemos identificar que se han registrado 217,004 homicidios en México en los últimos cinco años. Esto es un incremento del 44 por ciento respecto a la cifra total de homicidios en todo el sexenio de Peña Nieto. Es decir, se han registrado en promedio 43,401 homicidios por año en los cinco años que va del sexenio de López Obrador.

De seguir esta tendencia podríamos llegar a más de 260,400 homicidios en todo el sexenio. De ser así, tendríamos un terrible incremento del 73 por ciento en los homicidios en el país en todo el sexenio de López Obrador. Si alguien, después de analizar estas cifras, puede decir que la estrategia de López Obrador ha dado resultados, que nos explique por favor.

Si bien a nivel nacional el tema de la inseguridad es preocupante, en algunos estados lo es más. Usando los mismos datos del SESNSP, y las proyecciones de población por estado de CONAPO, podemos estimar que cerramos el 2023 con una tasa de homicidios por cada 100 mil habitantes de 32.1; pero tenemos cinco estados que superan por mucho dicha cifra. En primer lugar, está Colima con una tasa de 114.6 homicidios por cada 100 mil habitantes, le siguen Quintana Roo con 87.8, Morelos con 76.1, Baja California con 69.1 y Zacatecas con 61.9. Por el contrario, el estado de Yucatán se sigue distinguiendo por tener la tasa de homicidios más baja en el país con 7.1, le siguen Tlaxcala con 9.9 e Hidalgo con 11.9 y Coahuila con 12.2.

A pesar de que Yucatán tiene la tasa más baja de homicidios por cada 100 mil habitantes, tuvo un crecimiento del 77 por ciento en los últimos cinco años, al pasar de una tasa de 4 homicidios por cada 100 mil habitantes al cierre del 2018 a 7.1 al final del 2023. Quintana Roo tuvo un crecimiento del 52.5 por ciento al pasar de una tasa de 57.6 a 87.8 homicidios. Pero es importante llamar la atención que el estado de Nuevo León pasó de una tasa de 23.7 a 33.5 homicidios por cada 100 mil habitantes, esto es, tuvo un crecimiento del 41 por ciento en su tasa de homicidios del 2018 al 2023.

Algo de llamar la atención es que, en el 2018, en el último año del sexenio de Peña Nieto, había 10 estados que concentraron el 60 por ciento del total de 44,485 homicidios en el año. De esos 10 estados, se mantuvieron 8 estados en la misma lista que concentra el 60 por ciento de los 41,990 homicidios en el 2023. De la lista del 2018, salieron la Ciudad de México y Puebla, y entraron a la lista Oaxaca y Nuevo León.

En el estado de Nuevo León los homicidios totales se incrementaron un 51 por ciento del 2018 al 2023 al pasar de 1,284 a 1,944; esto es una tasa aproximada del 9 por ciento de incremento anual en lo que va de este sexenio del gobierno federal.

Creo que el hecho de que se hayan mantenido 8 estados en la misma lista terrible de entidades que concentran el 60 por ciento del total de homicidios en el país, nos sugiere que la estrategia de contención nacional no está funcionando, porque quienes sufrían los números más altos de homicidios al finalizar el sexenio de Peña Nieto, siguen sufriendo ahora del mismo terror.

Tales estados son: Estado de México, Guanajuato, Michoacán, Baja California, Jalisco, Chihuahua, Guerrero y Veracruz, y como lo mencioné, se agregan para el 2023 los estados de Oaxaca y Nuevo León, que no aparecían en la lista del 2018.

Si bien, es cierto que el 2023 registró la cifra más baja de homicidios totales en lo que val del sexenio, con 41,990, lo más preocupante es la acumulación total; como ya mencioné, cerramos el quinto año de gobierno con 217,004 homicidios totales, y esta cifra es ya 44 por ciento superior al cierre de todo el sexenio de Peña Nieto.

Mencioné al inicio de esta columna que los temas de gobernanza son los más preocupantes, claramente la inseguridad lidera estos factores, puesto que el incremento de estas cifras que acabamos de analizar responde claramente a una falla en el Estado de Derecho, que es aderezada por la corrupción y por ende por la impunidad.

México necesita de una estrategia diferente para combatir la corrupción y la impunidad, para fortalecer el Estado de Derecho y para crecer más aceleradamente en términos económicos, yo aún no veo que ninguna candidata o candidato tengan ideas atractivas y razonablemente enfocadas de manera estratégica para hacer frente a nuestras debilidades de gobernanza.

Read More

COMPARTE LAS NOTICIAS
administrator

Related Articles

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *