Inicio Fenix Comunidad 2.0

Otra interna en el Gobierno: desplazan en el área de Salud a un allegado a Bullrich y ponen a un ex OSDE

Otra interna en el Gobierno: desplazan en el área de Salud a un allegado a Bullrich y ponen a un ex OSDE

El Ejecutivo cesanteó a Enrique Chiantore al frente de la Superintendencia de Servicios de Salud y designó a Gabriel Oriolo, ex gerente de OSDE

Por Alejandro Di Biasi

25/01/2024 – 14:00hs

El Gobierno libertario llegó a la Casa Rosada con nulo rodaje en el manejo del Estado. Con esas falencias, se nutrió de dirigentes macristas, Patricia Bullrich acercó a los suyos (sobre todo en Seguridad y Trabajo) y un puñado de massistas. Como se viene repitiendo desde la fatídica alianza entre Fernando De la Rúa y Carlos «Chacho» Álvarez, las internas suelen ser encarnizadas, con nefastas consecuencias para el país.

Hoy por hoy, el Gabinete es manejado con mano férrea por la secretaria de la Presidencia, Karina Milei, y, en menor medida, por el jefe de ministros, Nicolás Posse. A oídos de Karina Milei llegaron rumores de contactos entre las nuevas autoridades de la Superintendencia de Servicios de Salud (SSS) y la dirigencia gremial, que hoy se convirtió en el enemigo número uno de Javier Milei.

En el comienzo de la gestión, se designó a Enrique Chiantore como presidente de la SSS, gracias a las gestiones de Bullrich, con quien tiene una relación de más de 40 años. Chiantore es abogado especializado en Derecho Administrativo en la Facultad de Derecho de la Universidad de Buenos Aires. Se desempeñó como gerente de Asuntos Jurídicos de PAMI entre 2002 y 2003; director general de Legal y Técnica del Ministerio de Salud porteño entre 2008 y 2012 y jefe de Gabinete de asesores del Ministerio de Salud de la Nación entre 2015 y 2017. En el gabinete de Bullrich era número puesto como ministro de Salud.

Nombran a un referente de una de las principales prestadoras de medicina

Sin embargo, su experiencia en la administración libertaria apenas duró 45 días y fue desplazado de un plumazo junto con Nicolás Striglio, quien ocupaba la gerencia general. El Ejecutivo designó a cargo del organismo a Gabriel Oriolo, abogado especializado en derecho de la salud y que viene de cumplir funciones como director de Procesos y Sistemas en Grupo OSDE.

OSDE es una de las mayores prestadoras de medicina prepaga del país y es una de las impulsoras de la desregulación del mercado de salud, en su búsqueda por quedarse con los trabajadores mejores pagos del mercado de trabajo.

En los pasillos de la Casa Rosada sostienen que el nombramiento tiene que leerse como una compensación a la influencia de Claudio Belocopitt – titular de otra prestadora de peso como Swiss Medical Group y uno de los principales accionistas del Grupo América-. Para los maliciosos, solo es un mensaje más a un Gobierno que sigue cubriendo cargos con referentes de los espacios de poder de la Argentina.

A Oriolo lo acompañará el doctor Claudio Adrián Stivelman – especialista en medicina interna- como gerente General de la Superintendencia de Servicios de Salud, con rango y jerarquía de Subsecretario. Stivelman es un médico especialista en medicina interna.

Gabriel Oriolo, es un abogado especializado en derecho de la salud que viene de cumplir funciones como director de Procesos y Sistemas en Grupo OSDE.

Sospechaban de vínculos con la dirigencia gremial

La Superintendencia de Servicios de Salud regula y controla a las obras sociales nacionales y entidades de medicina prepaga, para garantizar los derechos a las prestaciones de salud. El organismo está ligado al Ministerio de Salud, por fuera de la órbita del Ministerio de Capital Humano a cargo de Sandra Pettovello, hoy con acciones en baja.

Según fuentes oficiales, los vínculos de Chiantore con los sindicalistas dejaron de ser un activo desde que la Confederación General del Trabajo (CGT) inició una guerra contra el DNU y la ley ómnibus y dispuso un paro con movilización al Congreso. La orden de Karina Milei es «cortar el diálogo» con los gremialistas, de allí el desplazamiento de los funcionarios que generó cierto malestar en Bullrich. Desde su entorno, indicaron que «es otro sapo que se tiene que tragar».

Algunos ya hablan de cierto encono de «la Jefa» con la ministra de Seguridad, pero, por ahora, la sangre no llega al río y es impensada una salida de Bullrich en momentos tan críticos para el Gobierno. Desde el ministerio de Salud explicaron que las cesantías se deben a diferencias de criterios en la manera de aplicar los cambios requeridos por el Ejecutivo.

Read More

COMPARTE LAS NOTICIAS
administrator

Related Articles

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *