Inicio Fenix Comunidad 2.0

Ni se come ni se bebe: así es la vitamina que más cuida tu salud

Ni se come ni se bebe: así es la vitamina que más cuida tu salud

Las vitaminas son esenciales para el mantenimiento de las células y la inmensa mayoría se obtienen a través de la dieta. Se dividen en dos grandes grupos. Las vitaminas A, E y K se encuentran en alimentos grasos como aceites, nueces, semillas, pescado y lácteos; mientras que la C y las del complejo B abundan en frutas, verduras, productos integrales, carne magra, lácteos y legumbres.

Pero hay una vitamina importantísima para la salud que, si bien se encuentra también en algunos alimentos, no se obtiene principalmente a través de la dieta. Nos referimos a la vitamina D. Esta vitamina ni se come ni se bebe y se sintetiza en un 90% a través de la piel al tomar el sol, tal y como recuerda la Sociedad Española de Medicina Familiar y Comunitaria (SEMFYC). Interviene en muchas funciones del cuerpo y gran parte de la población tiene deficiencia de ella. De hecho, un estudio de la UOC (Universitat Oberta de Cataluya) apuntaba que un 80% de los jóvenes españoles tienen niveles bajos de vitamina D. Veamos por qué es tan importante y qué podemos hacer para obtener la que necesitamos.

Una vitamina esencial para tu salud

En realidad la vitamina D se comporta como un hormona, lo que significa que interviene en muchos procesos del cuerpo.

Empecemos con la función que seguramente conoces más. La vitamina D es esencial para que el calcio se absorba en los intestinos y luego sirva para la formación y mantenimiento de unos huesos y dientes fuertes.

ostpc

También actúa como un regulador de tus defensas, ayudando a las células del sistema inmune a cumplir sus funciones correctamente, lo que es crucial para combatir infecciones y enfermedades.

Esta vitamina interviene en el ánimo. Estudios han visto que niveles bajos aumentan el riesgo de depresión.

Contribuye a mantener la salud cardiovascular al ayudar a regular la presión arterial y reducir la inflamación en los vasos sanguíneos.

Se ha demostrado que unos niveles adecuados de vitamina D son importantes para combatir la obesidad y controlar la glucosa en sangre.

Como puedes ver, esta vitamina afecta a muchos procesos corporales, por eso es tan importante asegurarte unos buenos niveles. 

Cómo asegurarte la vitamina D que necesitas

La vitamina D tiene una particularidad: solo el 10% proviene de los alimentos y se encuentra en pescados grasos, aceites de hígado de pescado, yema de huevo o queso. Pero el 90% se obtiene principalmente a través de la exposición a la luz solar.

iStock by Getty Images

A pesar de vivir en un país soleado con más de 2.500 horas de sol al año, aproximadamente la mitad de la población sufre deficiencia de vitamina D. ¿La razón? Pasamos la mayoría del tiempo en espacios cerrados cuando estamos trabajando y nos da poco el sol. Y cuando nos da, acostumbramos a llevar protección solar.

Además, a medida que envejecemos, la capacidad de nuestra piel para sintetizar vitamina D disminuye.

Para contrarrestar esta deficiencia, el Dr. Julio Basulto, de la SEMFYC, asegura que exponer los brazos y la cara al sol entre 5 y 15 minutos al día durante las horas centrales es clave para tener unas reservas de vitamina D óptimas. Es importante que lo hagas sin protección solar. Dar paseos al aire libre y aprovechar la luz solar también es beneficioso para asegurarte la vitamina D que necesitas.

Cómo saber ti te falta vitamina D

Una analítica es la prueba más fiable para conocer tus niveles de vitamina D pero hay síntomas que pueden alertarte de que sufres carencia. Un estado de ánimo bajo, la fatiga o el sudor de cabeza pueden ser un aviso de que te falta esta vitamina.

Read More

COMPARTE LAS NOTICIAS
administrator

Related Articles

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *