Inicio Fenix Comunidad 2.0

Medio millón de trabajadores de comida rápida en California ahora ganarán al menos US$ 20 por hora

Medio millón de trabajadores de comida rápida en California ahora ganarán al menos US$ 20 por hora
Aumenta a US$ 20 la hora el trabajo en locales de comida rápida de California 3:07

(CNN) — A partir de este lunes, cerca de medio millón de trabajadores de comida rápida en California ganarán al menos US$ 20 por hora, US$ 4 más que el salario mínimo general del estado.

La nueva tarifa se aplica a las cadenas de restaurantes con más de 60 locales en todo el país, y es el resultado de una lucha que durante años libraron los trabajadores para establecer mejores salarios y condiciones laborales, concretamente en el sector de la comida rápida de California.

La ley también crea un consejo de comida rápida, el primero de este tipo en Estados Unidos, con representantes tanto del sector de los restaurantes como de los trabajadores, para aumentar el salario anualmente durante el resto de la década, al ritmo de la inflación o hasta un 3,5%, lo que sea mayor. Este consejo también puede recomendar normas de seguridad para los trabajadores de comida rápida y colaborar con los organismos estatales existentes para investigar problemas como el robo de salarios.

Jaylene Loubet, cajera de McDonald’s, afirma: «Creo que es algo muy importante. Por lo que estamos luchando no es irracional. Solo pedimos lo que es justo».

Sin embargo, los propietarios de algunas franquicias de comida rápida dicen que, en previsión de este costo adicional, ya han aumentado los precios de los menús en los últimos meses, recortado las horas de trabajo, o las dos cosas. Y muchos de los propietarios afectados solo tienen un restaurante.

Michaela Mendelsohn, una franquiciada nombrada miembro del nuevo consejo, afirma: «Se habla de mostrar las dos caras de la moneda. Yo creo que se trata de un solo lado. Creo que para tener éxito, necesitamos tener éxito, y nuestros empleados necesitan tener éxito con nosotros».

Comida feliz y cara

Scott Rodrick fundó su primer McDonald’s en la bahía de San Francisco hace 30 años y ahora tiene 18 locales.

Rodrick dijo que, en general, ha subido los precios entre un 5% y un 7% en los últimos tres meses para anticiparse al aumento de los salarios.

«Como propietario de un negocio, cuando te enfrentas a este tipo de cambio extraordinario de la noche a la mañana, ya sabes, un aumento del 25% en los salarios, … (ninguna) piedra tiene que quedar sin remover», dijo Rodrick. «Y por eso hemos mirado el precio, aunque no puedo cobrar US$ 20 por una Happy Meal. El apetito de mis clientes para absorber los precios del menú no es ilimitado».

En lugar de recortar horas de trabajo, Rodrick dijo que haría crecer sus operaciones de reparto y tomaría decisiones sobre grandes gastos de capital, como posponer la actualización de un comedor o aplazar la compra de nuevas parrillas o sistemas de calefacción, ventilación y aire acondicionado en el techo.

«En el mundo de McDonald’s, los seres humanos hacen las hamburguesas, sonríen a los clientes en el drive-thru y preparan Happy Meals. Y aunque hoy en día dependemos más que nunca de la tecnología, ésta no ha suplantado la importancia de los seres humanos en el lugar de trabajo, simplemente he sido capaz de reubicarlos donde trabajan dentro del restaurante», dijo Rodrick.

Mendelsohn, propietaria de seis locales de El Pollo Loco, defiende desde hace tiempo los derechos de los trabajadores, entre ellos el de ayudar a los trabajadores trans a encontrar empleo.

Pero, en su opinión, aumentar repentinamente el salario de un sector no es lo ideal: «Cuando se señala solo a la comida rápida y se sube tan rápidamente, se está poniendo a la gente en una situación de desesperación. ¿Cómo vamos a sobrevivir?», preguntó. «Las dos formas principales son subir los precios y reducir la mano de obra. Y no queremos tener que hacer ninguna de las dos cosas ahora mismo».

Mendelsohn explica que sus productos han subido de precio entre un 3% y un 4% desde febrero para hacer frente a la subida de salarios. Mendelsohn tiene previsto no sustituir a los trabajadores que han renunciado a su puesto de trabajo e instalar quioscos de autoservicio la semana que viene. Es posible que el año que viene implante la inteligencia artificial en los autoservicios.

«Solo me gustaría que se hiciera durante un periodo más largo y que no fuera solo comida rápida», dijo Mendelsohn. Dijo que el anterior salario mínimo de US$ 15 del estado funcionó, porque se implementó a lo largo de varios años y se aplicó a todos los negocios.

Los trabajadores se sienten inseguros y no pueden llegar a fin de mes

Loubet, que trabajó como cajera de McDonald’s durante seis años mientras asistía a la universidad, dijo que vive con sus dos padres en el mismo apartamento de una habitación en el que están desde la década de 1990.

Su madre trabaja en el mismo McDonald’s desde hace nueve años. Loubet dijo que en ese período de tiempo, su madre pasó de ganar alrededor de $15 por hora a alrededor de $17 por hora, un aumento que no estuvo ni cerca de seguir el ritmo de la inflación.

Esperan mudarse de su apartamento para tener un poco más de espacio.

«En realidad estamos buscando fuera de Los Ángeles, porque con nuestros salarios es simplemente imposible buscar un apartamento tipo estudio básico por menos de US$ 1.000», dijo Loubet. “Incluso si nos quedáramos en Los Ángeles y ganáramos US$ 20 por hora, seguiría ejerciendo presión sobre nuestras finanzas simplemente porque, en este momento, solo estamos hablando de alquiler. Y eso no incluye facturas, comida y cosas así. Con la forma en que el costo de vida está aumentando en Los Ángeles, y nuestro salario apenas aumenta, la gente debe darse cuenta de que US$ 20 todavía no es suficiente para sentirse seguro”.

Para ella, seguridad significa tener un poco de dinero en efectivo a mano en caso de emergencia o, en el caso de su familia, una pérdida repentina de ingresos cuando su padre resultó herido y ya no pudo trabajar en su trabajo de construcción.

Pero esta ley no se trata sólo de dinero.

Loubet recuerda cuando un cliente pidió acceso al baño: “Le pedí que me diera un minuto para abrirlo mientras agarraba la comida de alguien. Y cuando me di la vuelta, él ya le estaba apuntando con un cuchillo a otro cliente. Hay ciertas cosas como ésta que no esperas que sucedan”.

Loubet espera que el consejo recién formado pueda, junto con las agencias estatales existentes, abordar los estándares de seguridad en los lugares de comida rápida, recomendar cambios e investigar las quejas de los trabajadores.

El consejo de comida rápida sienta un precedente

Mendelsohn, que tiene un asiento en el consejo, dijo que el grupo está preocupado por el aumento de la delincuencia en general, pero se muestra reacio a añadir más requisitos a los propietarios de restaurantes individuales.

El nuevo consejo celebró su primera reunión en marzo.

Los defensores de los trabajadores esperan que este consejo no sólo pueda abordar los salarios justos, sino también garantizar que los trabajadores tengan suficientes horas programadas para sustentarse y agregar nuevas protecciones contra despidos injustos y a voluntad.

Además, esperan que el consejo pueda discutir condiciones laborales justas, incluido el robo de salarios, el calor excesivo y la violencia en el trabajo.

“Es en cierto modo el gran experimento estadounidense”, dijo Mendelsohn. “Amo esta nación. Hay tanta polarización en todos estos temas que reunir a todos en una sala para hablar entre sí y, con suerte, escuchar y comprender… creo que es un gran paso adelante”.

Read More

COMPARTE LAS NOTICIAS
administrator

Related Articles

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *