Inicio Fenix Comunidad 2.0

Los abuelos pueden impactar significativamente en la salud mental de una madre, muestra un estudio

Los abuelos pueden impactar significativamente en la salud mental de una madre, muestra un estudio
El apoyo de los abuelos que gozan de buena salud y están cerca se correlaciona con un menor uso de antidepresivos entre las madres, según encuentra un nuevo estudio. (Crédito: Getty Images)

(CNN) — De acuerdo con un nuevo estudio, cuando se trata de la salud mental de una madre, los abuelos son muy importantes.

«Es menos probable que las madres compren antidepresivos si sus propios padres tienen menos de 70 años, están empleados y no tienen problemas de salud graves», dijo la autora principal del estudio, la Dra. Niina Metsä-Simola, profesora e investigadora demográfica de la Universidad de Helsinki. en Finlandia.

Los investigadores rastrearon a 488.000 madres de niños pequeños en Finlandia entre 2000 y 2014, según el informe publicado el jueves en la revista Population Studies.

El equipo de investigación recopiló datos demográficos, incluido si la madre tenía pareja o estaba separada, así como la edad, la salud, la distancia y la situación laboral de los abuelos, tanto maternos como paternos.

La conexión entre el acceso a la ayuda de los abuelos y un menor uso de antidepresivos fue especialmente fuerte en madres separadas de sus parejas, según el estudio.

«Los abuelos son una fuente importante de apoyo para las familias con niños, y es bien sabido que el apoyo de otras personas protege a las personas de la depresión», dijo Metsä-Simola por correo electrónico. «Dado que la asociación entre la depresión materna y los resultados adversos en los niños está bien establecida, el apoyo no solo es importante para el bienestar de las madres sino también para el creciente número de niños que viven con madres separadas».

No sorprende que un mayor acceso a apoyo se asociara con menos compras de antidepresivos, dada la importancia de la comunidad para la crianza de los hijos, dijo Lynne McIntyre, psicoterapeuta perinatal e investigadora del Grupo de Investigación AFIN de la Universidad Autónoma de Barcelona en España. Ella no participó en el estudio.

Puede que sea menos común en la sociedad estadounidense que generaciones vivan juntas y más común que los niños se alejen más de sus padres cuando forman sus familias, pero aún así se necesita una comunidad, dijo McIntyre.

“El hecho de que vivamos de manera diferente ahora y que más mujeres tengan un mayor nivel educativo y trabajen no significa que eso haya eliminado nuestra necesidad de un apoyo social realmente fuerte y estricto”, dijo.

¿Qué pasa cuando los abuelos no pueden estar?

Hubo casos en que los abuelos podrían tener un impacto negativo en la salud de la madre.

El mayor uso de antidepresivos fue entre madres que tenían padres o suegros mayores, con mala salud o que vivían lejos, mostró el estudio. Los investigadores plantearon la hipótesis de que los abuelos no podían brindar apoyo a los padres en esas situaciones y, en cambio, los padres probablemente enfrentaban un mayor estrés para cuidar a los adultos mayores.

Metsä-Simola señaló que la investigación se realizó en Finlandia, que tiene un acceso generoso a la atención médica y al cuidado infantil, por lo que el apoyo que las familias recibieron de las generaciones mayores puede ir más allá de esas necesidades.

Estas otras necesidades pueden consistir en tener alguien con quien hablar, tener refuerzos cuando necesites salir corriendo de casa sin nadie que cuide a tu hijo o, en el caso de McIntyre, tener una puerta a la que tocar a las 3 a.m. cuando el termómetro marca que el bebé tiene alta temperatura alta, dijo.

Si bien ese apoyo puede provenir de los abuelos, las familias que no cuentan con esa ayuda no están perdidas, dijo.

«El apoyo social tiene que venir de alguna parte», añadió McIntyre. “¿Viene de tíos y tías? ¿Viene de amigos? ¿Proviene de, tal vez, ya sabes, sistemas, comunidades y grupos que creamos?»

Formando tu comunidad

Cuando McIntyre se mudó a una nueva casa, dijo que su esposo, generalmente más introvertido, preguntó si podían invitar a todos los vecinos.

Ella dijo que expresó sorpresa, pero él explicó que esos vecinos proporcionarían lugares para jugar a sus hijos, los acompañarían a través de los sistemas escolares y podrían estar allí en caso de apuro, por lo que sería mejor que hicieran esas conexiones.

Salir a la comunidad es una forma de construir una red de apoyo que te ayude a criar a tus hijos, dijo.

Incluso Internet puede ayudar. Hablar en grupos en las redes sociales con otros padres y cuidadores puede no brindar el apoyo que necesitas, pero puede ayudar a conectar con amigos o grupos para padres en tu área, agregó McIntyre.

Mostrar apertura puede evitar que te sientas aislado y solo en el futuro, dijo.

«Hay que ser un poco más proactivo al respecto», dijo. «Es casi como tener una cita».

Read More

COMPARTE LAS NOTICIAS
administrator

Related Articles

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *