Inicio Fenix Comunidad 2.0

Las polémicas de Starlink en el mundo

Las polémicas de Starlink en el mundo

(CNN Español) —  Esta semana, Starlink formó parte de la conversación pública en Argentina después de que el presidente Javier Milei la mencionara explícitamente durante la cadena nacional en la que anunció su megadecreto de desregulación de la economía.

«Desregulación de los servicios de internet satelital para permitir el ingreso de empresas como Starlink», dijo Milei al referirse al punto 28 de las 30 desregulaciones que mencionó en su discurso.

Starlink es un proyecto de SpaceX, la empresa aeroespacial propiedad del magnate Elon Musk, dedicado al servicio de banda ancha satelital. Ofrece uservicio a más de 2,3 millones de clientes «en más de 70 países y muchos más mercados», afirma la compañía, que tiene a varios países de América Latina entre sus últimas incorporaciones.

Sin embargo, no ha estado excenta de polémicas desde que puso en órbita sus primeros satélites. Aquí, un repaso por alguna de ellas.

La FAA advierte sobre los peligros planteados por la constelación Starlink 

En octubre, las autoridades de la Administración Federal de Aviación (FAA, por sus siglas en inglés) presentaron un informe ante el Congreso de EE.UU. en el que advirtieron sobre los «peligros» de la constelación de satélites Starlink para la vida en la Tierra.

A lo largo de las 35 páginas del informe —que fue compilado en parte por el grupo de investigación sin fines de lucro The Aerospace Corporation— se describe un panorama desolador sobre los peligros asociados con grandes redes de satélites como Starlink. Para 2035, el informe sugiere que «si las grandes constelaciones alcanzan el crecimiento proyectado y los escombros de los satélites Starlink sobreviven al reingreso… una persona podría resultar herida o muerta cada dos años».

También estima que la probabilidad de que un avión sea derribado por un choque con desechos espaciales podría ser de 0,0007 por año para 2035.

SpaceX criticó el informe y calificó sus afirmaciones como «absurdas, injustificadas e inexactas». «Para ser claros, los satélites de SpaceX están diseñados y construidos para desaparecer por completo durante el reingreso a la atmósfera durante su eliminación al final de su vida, y así lo hacen», dijo SpaceX entonces.

El análisis de la FAA reconoce que SpaceX dice que sus satélites Starlink se queman por completo en la atmósfera cuando caen a la Tierra al final de su servicio, lo que no representa un mayor riesgo de golpear a personas, aviones o infraestructuras. Y el informe reconoce que la Comisión Federal de Comunicaciones, que autoriza a los operadores de satélites, aceptó esa evaluación. Sin embargo, la Corporación Aeroespacial «evaluó que cada nave espacial SpaceX podría producir tres trozos de escombros de 300 gramos cada uno. Para los fines de este informe, la FAA utiliza un enfoque más conservador», según el documento.

-Idas y vueltas con Internet en Ucrania 

El 26 de febrero de 2022, apenas dos días después de la invasión rusa a Ucrania, Elon Musk dijo en un tuit que el servicio Starlink ya está activo en el país agredido: «Hay más terminales en camino». Fue en respuesta a un pedido del vice primer ministro de ese país, Mykhailo Fedorov, quien había solicitado a Musk que proporcionara servicio de internet en medio de los ataques rusos.

Así, las terminales de satélite fabricadas por SpaceX se convirtieron en cruciales para las operaciones militares ucranianas. Incluso cuando las redes de telefonía móvil e internet habían sido destruidas, los terminales permitieron a Ucrania luchar y mantenerse conectada.

Musk ha mostrado algunos reparos en relación a su uso en Ucrania. Este año, el biógrafo Walter Isaacson, autor de «Elon Musk», se vio envuelto en una controversia al afirmar en su libro —y luego rectificarse— que el magnate de origen sudafricano había dado la orden de apagar el sistema Starlink sobre la región de Crimea. Musk desmintió esa afirmación asegurando que el servicio nunca había estado activado en la región y que las autoridades ucranianas habían hecho una solicitud de emergencia para activarlo hasta Sebastopol.

En el mismo mensaje, en X, ecribió: «La intención obvia era hundir la mayor parte de la flota rusa (allí) anclada. Si hubiera aceptado su solicitud, entonces SpaceX sería explícitamente cómplice de un importante acto de guerra y de una escalada del conflicto».

En tanto, CNN publicó un pedido que SpaceX hizo al Pentágono en septiembre, argumentando que ya no podía seguir financiando el servicio Starlink como lo ha hecho hasta el momento. Allí, también solicitaba que el Pentágono se hiciera cargo de la financiación para el uso militar y gubernamental de Starlink por parte de Ucrania, que según SpaceX costaría más de US$ 120 millones de dólares hasta finales de 2023 y cerca de US$ 400 millones durante los próximos 12 meses.

Apenas un mes después, no obstante, Musk anunció primero que retiraba el pedido al Pentágono, y luego que Starlink seguiría funcionado en Ucrania independientemente de la respuesta de las autoridades: «Antes incluso de que [el Departamento de Defensa] volviera con una respuesta, le dije a Mykhailo Fedorov que SpaceX no apagaría Starlink incluso si el Departamento de Defensa se negaba a proporcionar financiación», tuiteó Musk el domingo por la noche, haciendo referencia a las conversaciones con el viceprimer ministro y ministro de Transformación Digital de Ucrania.

-Presencia en la Amazonia

En esta imagen proporcionada por IBAMA, la Agencia Ambiental de Brasil, una unidad de Internet Starlink producida por SpaceX de Elon Musk proporcionó conexión de alta velocidad en una parte remota de la Amazonia brasileña, territorio indígena Yanomami, estado de Roraima, el martes 14 de marzo de 2023.  (IBAMA vía AP)

En marzo de este año, la Policía ambiental de Brasil encontró cinco dispositivos de internet Starlink en sitios de minería ilegal en el Amazonas. Según la agencia ambiental, el equipo hallado podría haber sido usado para actividades ilegales dada las dificultades de las comunicaciones. En este caso no existió una denuncia formal contra Starlink. Gracias a su fácil instalación, las pequeñas antenas parabólicas facilitaron la logística de grupos dedicados a la minería ilegal, según las autoridades.

«El objetivo de los allanamientos en este territorio indígena es desbaratar las líneas de suministro de la minería ilegal para que ya no puedan ser soporte y forzar la retirada de los intrusos», dijo la dependencia en un comunicado. 

En junio, el Instituto Brasileño del Medio Ambiente y de los Recursos Naturales Renovables (IBAMA), publicó un comunicado explicando que ya eran 11 los kits de Starlink encontrados en la zona. «Cabe aclarar que los inspectores del instituto trabajan continuamente en la región, desde febrero de este año, mediante la aplicación de sanciones previstas en el Decreto número 6.514/2008, como embargos, multas y confiscación de productos y equipamiento vinculado a las infracciones identificadas», decía el texto, publicado por el diario local Folha de S. Paulo.

Se supone que el territorio yanomami, que se extiende por los estados brasileños de Roraima y Amazonas, es una reserva protegida donde la minería es ilegal. 

Starlink había desembarcado en Brasil a principios de 2022, tras un acuerdo entre Musk y el entonces presidente, Jair Bolsonaro. En ese momento, Musk dijo en X que el lanzamiento apuntaba a conectar «19.000 escuelas en zonas rurales» y a monitorear ambientalmente la Amazonia.

Tanto en marzo, el momento de la publicación del artículo, como ahora, CNN intentó contactar a SpaceX para obtener comentarios, sin éxito.

Con información de Emma Tucker, Melissa Alonso, Alex Marquardt, Kristin Fisher, Jackie Wattles y Julia Jones de CNN. 

Read More

COMPARTE LAS NOTICIAS
administrator

Related Articles

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *