Inicio Fenix Comunidad 2.0

Las claves para cuidar la salud de nuestro suelo pélvico

Las claves para cuidar la salud de nuestro suelo pélvico

  • ELENA FLOR

No es solo la edad, ni los embarazos o partos difciles, hay muchas y variadas causas que afectan a la salud del suelo plvico y que se remedian con prevencin, afirma la doctora Zuramis Estrada. Si notas que algo no va bien, consulta al especialista, hidrtate, mantn un peso adecuado y, sobre todo, refuerza tu core abdominal.

La ginecloga Zuramis Estrada es especialista en suelo plvico.

ANTON GOIRI
TELVA

Cuando omos hablar del suelo plvico pensamos que es uno de esos trminos de los que no nos tendremos que ocupar hasta la edad madura, incluso la menopausia. Y sin embargo, este conjunto de fascias, msculos, ligamentos y tendones que mantienen en posicin correcta los rganos internos de la cavidad plvica, desde la pared abdominal hasta la zona ano-perineal, pueden empezar a dar problemas mucho antes.

La doctora Zuramis Estrada, ginecloga especialista en uroginecologa y terapias regenerativas en Cimeg Madrid, explica que «no siempre hay que tener un embarazo o un parto para que se produzcan alteraciones en tu suelo plvico, incluso en tus genitales, o sea, vulva, canal vaginal, uretra o el perin, que es el pivote de fuerza. Tampoco ser una mujer madura y experimentar una bajada hormonal, de estrgenos, de andrgenos, progesterona… El suelo plvico puede sufrir todo tipo de alteraciones mecnicas, estructurales o nerviosas en cualquier momento. Tambin podemos tener problemas del epitelio, como una dermatopata crnica (liquen vulvar), una fibrosis de una cicatriz tras un parto o ciruga, o presentar dolor, ardor o escozor en labios mayores, menores, perineo, o dolor en la zona plvica, con alteracin de la funcin muscular, vascular y nerviosa.

Cmo detectar que algo no funciona bien en nuestro suelo plvico?
Suele pasar que vamos al gineclogo una vez al ao ms o menos, para hacernos las revisiones de control, generalmente una citologa, una eco vaginal y una mamografa, si tienes ms de 40 aos, segn tu historia mdica y comunidad autnoma. Lo habitual es que vuelvas a casa sin una evaluacin del suelo plvico, salvo que hayas notado algn tipo de alteracin como prolapso (con sensacin de peso vaginal), incontinencia de orina o dolor en la zona.
Si este es el caso, qu se debe hacer?
Buscar una atencin ginecolgica especializada. Un buen dignstico clnico es clave con el apoyo de nuevas tecnologas. Donde antes se haca una resonancia magntica esttica, ahora hacemos ecografas avanzadas donde vemos dinmicamente las alteraciones que tiene la paciente. En la salud del suelo plvico lo principal es la prevencin: evitar estas alteraciones que afectan a nuestra calidad de vida. Piensa que hay en el mundo ms de cien millones de mujeres que sufren incontinencia urinaria y dolor plvico crnico.
Cules son las medidas de prevencin ms bsicas?
En lneas generales, cuidar la dieta, mediterrnea y antiinflamatoria, evitando azcares refinados, alcohol, cafena, ctricos… segn la alteracin de cada paciente; mantener un peso adecuado y estar activa, con ejercicios que refuercen el core abdominal como hipopresivos (bien hechos, que no es fcil). No todo vale: por ejemplo la bici, el cross fit o los ejercicios de impacto no son los ms adecuados. Respiracin, postura y entrenamiento deben estar en lnea. La atrofia vulvo-vaginal o sequedad vaginal se puede prevenir en cierta medida si nos hidratamos convenientemente la zona vulvo-vaginal, de la misma manera que nos hidratamos la cara y el cuerpo. Piensa que es un rea que est todo el da rozndose con la ropa interior, en el gimnasio, con las relaciones sexuales… Por supuesto ha de ser con geles y cremas desarrollados especficamente.
No debemos confundir hidratante con lubricante…
En efecto. El lubricante lo usamos solo para la relacin sexual, porque es a base de agua y es el que facilita el coito cuando hay una atrofia urogenital: una afeccin que tiene una de cada cinco mujeres entre los 18 y los 50 aos, pero es que en la postmenopausia la sufren una de cada dos mujeres. Y ese 50% es muchsimo!
Qu ve ms habitualmente en la consulta?
Sobre todo incontinencia urinaria, es una epidemia silenciosa que afecta a ms de 36 millones de personas en la UE y el 60% son mujeres. Se produce una afectacin en los mecanismos de anclaje en la pelvis y la zona uretral. Y no son nicamente mujeres en su menopausia; hay pacientes jvenes que sufren incontinencia, no slo la de esfuerzo, por ejemplo cuando tienes un golpe de tos o corres detrs del autobs y se te escapa el pis, sino de urgencia, que es cuando tienes ganas de orinar y no te da tiempo a llegar al bao. Estas pacientes suelen padecer otras patologas relacionadas, como cistitis intersticial, que se ve mucho en la perimenopausia, donde ya hay cambios hormonales, con la cada de estrgenos y testosterona. Otro de los problemas frecuentes es la atrofia urogenital o sequedad vaginal en la menopausia. Y por supuesto el dolor, de diferentes tipos como la dispareunia o dolor en el coito o el dolor crnico plvico.
Cul es el mejor tratamiento?
En el caso de la incontinencia y la atrofia empleamos terapias de energa como radiofrecuencia o lser. Son como los aparatos de esttica pero aplicados de forma intravaginal con manpulos y protocolos especiales. Tambin empleamos la terapia magntica focalizada, que provoca miles de contracciones de los msculos en 20 minutos, y la terapia elctrica intracavitaria. As mejoran mucho, por ejemplo, las mujeres que sufren una distona en el postparto.

Relata la doctora que, en el caso de las lesiones epiteliales utilizan terapias regenerativas autlogas del propio organismo, como plasma enriquecido con plaquetas, suero rico en citoquinas y tambin los exosomas de origen vegetal extrados de la rosa damascena.

Un estilo de vida saludable, sin tabaco, con una dieta adecuada para mantener el peso y antiinflamatoria, son otras claves de la prevencin.RUBEN VEGA RUBEN VEGATELVA

Qu tratamiento hay en el caso de un prolapso vaginal (descenso)?
Se opera si la paciente realmente est incmoda o tiene mala calidad de vida, pero la tendencia es a tratar de restaurar el tejido de la vagina y la funcin muscular con ejercicios personalizados y terapias de energa como radiofrecuencia o lser.
Omos hablar a menudo de vaginismo. Qu es?
La contraccin involuntaria de los msculos perivaginales, que en casos extremos impide completamente el coito.
Existe una conexin directa entre el cerebro y el suelo plvico?
As es. Esta conexin cerebro-pelvis es la misma que existe con el intestino. Empieza con la respiracin y la postura. Las asimetras en la pelvis, muy frecuentes, acaban causando todo tipo de dolores musculares. En muchas ocasiones, ese vaginismo del que hablamos responde a causas de origen psicolgico, de forma que es muy importante hacer un diagnstico adecuado. Tengo pacientes que han desarrollado este vaginismo despus de un estrs postraumtico, como que su madre muriera de cncer de ovarios, y ellas involuntariamente relacionan el sexo con la muerte. Tambin lo hay secundario a una lesin plvica, un postparto doloroso, o lesiones internas, por ejemplo una endiometrosis. Y otras alteraciones vulvares que tiene una base inmunolgica que hay que diagnosticar.
Embarazos, partos prolongados, cesreas… qu deja peor huella en el suelo plvico?
El embarazo ya deja una huella en s, pero es peor cuanto ms peso se gana, porque afecta a tu espalda y a tu pelvis. Y luego el parto, con un canal que se debe distender para dejar paso a un feto de entre 2,5 y 4 kilos o ms, por no hablar de las episiotomas o desgarros vagino-anales que daan el perin.
Un consejo personal para reforzar nuestro suelo plvico.
Prevencin. Acude a una evaluacin especializada antes de que lleguen los problemas. Trabaja cada da al menos 10 minutos tu equilibrio, la postura, priocepcin y respiracin. Y aconsejo utilizar el tronco 5P, cuando te acostumbras lo haces en el modo convexo. Te aseguro que funciona.

Read More

COMPARTE LAS NOTICIAS
administrator

Related Articles

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *