Inicio Fenix Comunidad 2.0

El yogur griego del supermercado: ¿Realmente tan saludable como creemos?

El yogur griego del supermercado: ¿Realmente tan saludable como creemos?

El yogur griego tiene fama de alimento saludable. ¿Pero lo que compramos en el supermercado es realmente yogur griego? Una experta aclara algunos puntos sobre esta cuestión.

El yogur griego es uno de esos alimentos que se recomiendan por parte de los especialistas en nutrición por su alto contenido en proteínas. Si a eso unimos que su textura lo hace muy agradable al paladar tenemos un producto ganador que gran parte de la población consume de forma regular. Ahora bien, una cosa es el producto que recomiendan los especialistas y otra lo que puedes encontrar en los estantes del supermercado. ¿Hasta qué punto el yogur griego es yogur griego realmente?

Beatriz Robles, tecnóloga de los alimentos que participa en el programa de TVE Saber vivir, es la que pone sobre la mesa esta cuestión, al incidir en el hecho de que los productos que se comercializan como Yogur griego en nuestro país, no siguen estrictamente la receta original que le da nombre.

La elaboración del yogur griego original

La forma en la que se elabora el yogur griego original consiste en retirar parte del suero cuando se ha formado el coágulo de la leche. Al hacerlo lo que se logra es una mayor concentración de las proteínas, además de esa textura cremosa tan particular que hace que el yogur griego resulte tan agradable en la boca.

Sin embargo las empresas que comercializan yogur griego no suelen respetar esta receta y tratan de lograr un producto similar mediante métodos distintos. En concreto, lo más frecuente es que para lograr esa cremosidad característica empleen ingredientes adicionales, como nata, almidones o espesantes. Esto hace que el producto resultante no sea tan saludable como el yogur griego elaborado bajo el método tradicional.

¿Y los demás tipos de yogur?

Lamentablemente este es un problema que se extiende a otros tipos de yogur. Cualquier yogur, sea de la marca que sea, que incluya entre sus ingredientes algo más que leche y fermentos lácticos es menos saludable. De ahí que los yogures de frutas no sean tan recomendables como los yogures naturales, ya que normalmente el sabor se proporciona por medio de aditivos.

La recomendación que los especialistas ofrecen en este sentido es clara. Tratar de evitar en lo posible los yogures que empleen potenciadores del sabor y otros aditivos, y si queremos salirnos del yogur natural, lo más recomendable es añadir trocitos de fruta al mismo en lugar de comprar yogures de sabores.

Y si quieres tener la absoluta seguridad de que el yogur que consumes es totalmente natural, no descartes la idea de prepararlo por tu cuenta. No es tan complicado como puedas creer y además tendrás la satisfacción de consumir un alimento que has elaborado por ti misma.

NEWS
LETTER
email

Actualidad, tendencias, ocio…¡Y mucho más te espera! ¿Te unes?

Durante los últimos 20 años, la prioridad de Enfemenino consiste en amplificar las voces de las mujeres. A través de nuestros contenidos, vídeos y eventos, queremos animar a nuestras comunidades …

Read More

COMPARTE LAS NOTICIAS
administrator

Related Articles

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *