Inicio Fenix Comunidad 2.0

EL Gobierno de los Países Bajos colapsa por una disputa sobre la política de inmigración

EL Gobierno de los Países Bajos colapsa por una disputa sobre la política de inmigración
El primer ministro holandés, Mark Rutte, en Ámsterdam, Países Bajos, en abril. (Piroschka van de Wouw/Reuters)

(CNN) — El gobierno de los Países Bajos se derrumbó tras no poder llegar a un acuerdo para frenar la inmigración.

El primer ministro Mark Rutte dijo este viernes que su gobierno presentaría su renuncia al rey holandés, lo que provocaría la celebración de nuevas elecciones en el otoño.

Rutte, que ha estado en el poder desde 2010 y es el segundo líder con más años en el cargo en Europa, dijo que las disputas sobre las medidas para restringir la inmigración habían provocado la fractura de su gobierno de coalición de cuatro partidos.

“No es ningún secreto que los socios de la coalición tienen opiniones diferentes sobre la política de inmigración”, dijo Rutte en una conferencia de prensa este viernes por la noche, afirmando que “esas diferencias se han vuelto insuperables”.

El rey Willem-Alexander regresó temprano de sus vacaciones para reunirse con Rutte este sábado, cuando el primer ministro presentará formalmente su renuncia.

La decisión fue provocada por las diferencias entre el partido conservador VVD de Rutte y sus contrapartes de la coalición sobre las medidas para limitar el flujo de solicitantes de asilo al país.

Rutte dijo que la coalición había “perdido su base política” tras la ruptura de las negociaciones. “Eso es sumamente lamentable y al mismo tiempo una realidad política que no podemos evitar”, dijo.
Además de VVD, el gobierno de coalición actual está formado por el partido liberal D66, la Unión Cristiana de centro y la Apelación Demócrata Cristiana, más socialmente conservadora.

VVD ha propuesto limitar la entrada a los hijos de los refugiados de guerra que ya están en el país y hacer que las familias esperen al menos dos años antes de poder unirse.

Dos de los partidos de la coalición de VVD, Christian Union y D66, se negaron a apoyar las restricciones, lo que provocó la división.

“En los Países Bajos tenemos la tradición de salvar las diferencias. Somos un país de minorías. Nos tomamos en cuenta. Esa es la única forma en que podemos encontrar soluciones compatibles. Es por eso que hicimos acuerdos con cuatro partidos”, dijo este viernes la ministra de Finanzas holandesa y líder del partido DD6, Sigrid Kaag.

“Después de largas e intensas discusiones, la cooperación en la coalición se detuvo hoy. D66 abordó las conversaciones de manera constructiva. Las negociaciones fueron duras. Siempre hemos buscado el tono, la actitud y el contenido adecuados. Desafortunadamente, las diferencias resultaron ser irreconciliables”, agregó.

El número de solicitudes relacionadas con el asilo que recibió Holanda aumentó de 36.620 en 2021 a 47.991 el año pasado, y la mayoría de los solicitantes procedían de Siria, según el Servicio de Inmigración y Naturalización de Holanda.

Hasta mayo de este año, el país había recibido 16.097 solicitudes.

El gobierno estima que las solicitudes podrían superar las 70.000 para finales de 2023.

Wopke Hoekstra, ministro de Asuntos Exteriores holandés y líder de la Campaña Demócrata Cristiana, que apoyó las políticas de Rutte, dijo que los Países Bajos tenían que “controlar la inmigración”.

“La capacidad de carga de nuestro pequeño país densamente poblado está bajo presión. Con demasiada frecuencia, las personas se encuentran compitiendo por vivienda, atención médica y educación”, dijo Hoekstra este viernes.

Este lunes habrá un debate en el parlamento sobre la caída del gobierno. El Parlamento volverá de su receso de verano para ese debate.

Rutte, de 56 años, ha encabezado cuatro gobiernos consecutivos y se espera que dirija a VVD a las nuevas elecciones. Por ley, las elecciones no pueden celebrarse dentro de los 90 días posteriores a la renuncia de un gobierno, y es probable que los recesos de verano y otoño aplacen la fecha hasta noviembre.

Con el tema de la inmigración cobrando cada vez más importancia, algunos analistas políticos holandeses han especulado sobre si Rutte podría estar aprovechando este tema para fortalecer su propia posición electoral.

“Otros partidos en la coalición piensan que Rutte podría haber tenido interés en esto”, dijo Xander van der Wulp, reportero político de la afiliada de CNN y la emisora ​​​​nacional holandesa NOS. “Que pensó, la migración es un buen tema para romper ahora y luego comenzar una campaña”.

Read More

COMPARTE LAS NOTICIAS
administrator

Related Articles

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *