Inicio Fenix Comunidad 2.0

Cómo hablar con los niños sobre un diagnóstico de cáncer, según los expertos

Cómo hablar con los niños sobre un diagnóstico de cáncer, según los expertos
Video | Así fue como Kate Middleton anunció que tiene cáncer 2:15

(CNN) — En el tiempo que Catherine, princesa de Gales, estuvo alejada del público antes de revelar su diagnóstico de cáncer, una de sus mayores prioridades fue encontrar la forma adecuada de decírselo a sus hijos, según dijo.

«Lo más importante es que nos ha llevado tiempo explicárselo todo a Jorge, Carlota y Luis de una forma adecuada para ellos y asegurarles que voy a estar bien», dijo en un video publicado el viernes.

Tras semanas de especulaciones sobre por qué no se había visto a la princesa en público desde que se sometió a una operación abdominal en enero, Kate publicó el video en el que explicaba que se estaba recuperando para prepararse para un tratamiento preventivo de quimioterapia.

Hablar con los niños sobre el diagnóstico de cáncer de sus padres o seres queridos es importante, y aunque las familias pueden tener el instinto de proteger a sus hijos de los sentimientos de miedo que conlleva, una comunicación clara es útil para los niños, dijo la Dra. Claudia Gold, pediatra y especialista en salud relacional temprana en Massachusetts.

Específicamente el cómo tener conversaciones sobre el cáncer puede variar dependiendo de cada niño y la familia, pero hay directrices que pueden ayudar a los adultos directos, dijo Hadley Maya, un trabajador social clínico en el Memorial Sloan Kettering’s Center for Young Onset Colorrectal and Gastrointestinal Cancers.

«Esta es una de las conversaciones más difíciles que los padres y los adultos tienen que mantener con los niños», afirma Maya, que también es una de las coordinadoras de Talking with Children about Cancer (Hablando con los niños sobre el cáncer), que ofrece apoyo y orientación a los padres y las familias que se enfrentan a un diagnóstico de cáncer.

Conversaciones por edades

Según los expertos, hay que tener en cuenta la edad del niño a la hora de hablar sobre el diagnóstico de cáncer de sus padres.

Preescolares y menores: los niños de tres años o menos estarán más preocupados por la separación, el abandono y los cambios en su vida cotidiana, según la Sociedad Americana del Cáncer.

«Si se produce un cambio en su rutina, los bebés y los niños pequeños pueden confundirse con facilidad, volverse más necesitados de atención y tener cambios en sus hábitos de sueño, alimentación u otros hábitos diarios», afirma la sociedad en su página web.

Entre las sugerencias se incluyen los mimos y abrazos frecuentes, tener cerca a una persona a la que el niño le tenga confianza para mantener su rutina lo más normal posible y permitir que el niño vea a uno de sus padres en el hospital en tiempo real por video, teléfono u otros medios tecnológicos.

Jardín de infancia y primeros años de primaria: para los niños de entre 4 y 6 años —el príncipe Luis tiene 5—, estar enfermo suele equipararse a tener un resfriado u otra enfermedad contagiosa. Por lo tanto, al niño puede preocuparle que pueda «contagiarse de cáncer», asegura la Sociedad Americana del Cáncer. Los niños de esta edad también pueden sentir que la tristeza y la angustia que siente la familia pueden ser en cierto modo culpa suya.

La rutina sigue siendo muy importante, al igual que contar con un cuidador conocido y fiable. Utiliza siempre un lenguaje claro y sencillo cuando te comuniques con niños de esta edad. Considera la posibilidad de utilizar el juego y el arte para ayudarles a entender el concepto de cáncer. Después, anima al niño a hacer juegos de rol con juguetes que puedan para desmentir ideas erróneas o malentendidos.

Niños en escuela primaria: los niños de entre 7 y 12 años —la princesa Carlota tiene 8 y el príncipe Jorge, 10— tienen más probabilidades de entender el concepto de cáncer y ser capaces de anticiparse al futuro, según la sociedad. Sin embargo, también pueden ocultar sus sentimientos para no molestar a sus seres queridos.

«A los niños mayores se les puede dar más detalles sobre el cáncer, según convenga. Trata de no abrumarlos con información, pero responde con honestidad y apertura a cualquier pregunta que puedan tener», dice el sitio web.

«Presta atención a las preguntas no formuladas, especialmente sobre la salud y el bienestar del niño. No pasa nada si el niño ve a sus padres llorar o enfadarse, siempre y cuando entienda que no tiene la culpa de esos sentimientos. Intenta ayudarles a entender que es normal tener sentimientos fuertes y que es bueno expresarlos».

La organización recomienda mantener al niño en la escuela y en sus actividades extraescolares. Si es posible, informa a los profesores, entrenadores o personal escolar sobre la enfermedad. Comunica la noticia a las familias de sus amigos y recuérdale al niño que divertirse está bien.

Adolescentes: dado que tienen edad suficiente para comprender la importancia de un diagnóstico de cáncer y las posibilidades de futuro, los adolescentes pueden preocuparse más y necesitar que se les asegure que nada de lo que hicieron o dijeron causó la enfermedad. Al igual que los niños más pequeños, también pueden intentar ocultar su tristeza, enfado o miedo para no causar más dolor a los demás. La rutina sigue siendo útil, al igual que la información sincera y abierta sobre la enfermedad del progenitor.

«Ofrece información detallada sobre la enfermedad del progenitor, los síntomas, los posibles efectos secundarios del tratamiento, lo que puede esperar y otra información, si está interesado», señala la agencia. «Mantén abiertas las líneas de comunicación y hazles saber que pueden hablar contigo en cualquier momento y hacerte cualquier pregunta».

A esta edad, los amigos y las influencias sociales son fundamentales, por lo que un adolescente puede recurrir al Internet o a sus amigos en busca de apoyo. Pide a un amigo o familiar que preste especial atención a cada adolescente de la familia y hazle saber que no pasa nada por divertirse y no tiene que sentirse culpable por ello.

«Los adolescentes que experimentan angustia pueden comportarse mal, alejarse de sus amigos y familia, o sentirse abrumados. Asegúrales que no es malo tener estos sentimientos y anímales a responder y afrontarlos de forma sana», sugiere la sociedad.

«¿Vas a estar bien?»

Una de las preguntas más difíciles y quizá más apremiantes de un niño cuando se entera de que su ser querido tiene cáncer es «¿vas a estar bien?».

Incluso como adulto, puede que no sepas la respuesta a esa pregunta.

Siempre puedes decir: «No estoy preparado para responder a esa pregunta ahora mismo, o no lo sé ahora mismo, pero te prometo que volveré y me pondré en contacto contigo», dice Maya.

Lo más importante para dar a su hijo en esa respuesta es la seguridad de que son amados y protegidos pase lo que pase, añadió, modelando que está bien sentirse inseguro y confundido en los sentimientos difíciles.

«Eso es lo más importante, reconocer que es muy difícil aceptar la incertidumbre. Es una sensación que da mucho miedo», afirma Maya.

No hace falta decir «lo correcto»

Los padres suelen acudir a Maya en busca de un guión de lo que hay que decir, pero lo cierto es que no hay una forma perfecta para hablar del tema, afirma.

De hecho, a menudo es mejor no saber exactamente qué decir y, en su lugar, escuchar y responder a cómo reacciona el niño en concreto, añadió Gold.

Y no te preocupes por tener todas las respuestas o abordar todos los sentimientos en la primera conversación, porque es solo eso: la primera de muchas conversaciones, dijo Maya.

A algunas familias les gusta organizar reuniones periódicas después de las citas con el médico para ponerse al día. A otras les gusta organizar reuniones individuales para hablar de sus preocupaciones o preguntas. Y a algunos niños les gusta participar, enviando preguntas escritas a los médicos o viendo fotos de su juguete en el centro de tratamiento o con el médico, añadió.

Lo importante es seguir las indicaciones de su hijo y mantener una política de puertas abiertas para que sepa que puede acudir a ti en busca de apoyo y cariño, afirma Maya.

Read More

COMPARTE LAS NOTICIAS
administrator

Related Articles

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *