Inicio Fenix Comunidad 2.0

Cómo frenar la sequedad del cabello

Cómo frenar la sequedad del cabello

En muchas ocasiones, la herencia genética hace que nuestro cabello tenga predisposición a padecer determinadas características por naturaleza, como ocurre con el pelo seco, en el que existe una mala irrigación del cuero cabelludo y una secreción insuficiente de sebo.

Además, el cúmulo de agresiones externas como el sol, el viento, el agua del mar, el cloro, la contaminación, el aire seco de la calefacción durante los meses de invierno, las deficiencias nutricionales o no beber suficiente agua hacen que esta situación empeore y, en consecuencia, exista un cabello aún más apagado y áspero, con una falta evidente de nutrición e hidratación, según explican desde Hospital Capilar, la mayor corporación del sector capilar.  

“En cada folículo piloso existe una glándula sebácea que segrega una sustancia grasa y ácida conocida como sebo, y la disminución de la actividad o número de estas glándulas es la principal causa de que el cabello esté seco. Algunos factores que pueden contribuir, además, a que el pelo se reseque, además de la genética y la edad, son padecer algunas enfermedades dermatológicas, los cambios hormonales, los climas muy secos y cálidos, la contaminación ambiental, el consumo excesivo de tabaco, el efecto de algunos medicamentos, no tratar correctamente al cabello en nuestro cuidado diario o, por otro lado, las dietas restrictivas”, explica la doctora Andrea Galaviz, de la clínica Hospital Capilar.

Así, los cabellos secos se presentan opacos y sin brillo y, en su tallo, se producen daños que los vuelven porosos, frágiles y quebradizos, ya que, en estos casos, las escamas protectoras de lacutícula se abren y levantan, facilitando el enredado en el cabello e impidiendo la difusión natural del sebo hacia las puntas, debido a que el cabello ya no se encuentra protegido por la grasa capilar que normalmente lo cubre, por lo que éste acaba deshidratándose.

Además, llevar una correcta alimentación contribuirá positivamente a la nutrición capilar, ya que las deficiencias alimentarias pueden crear déficits de minerales, vitaminas y proteínas necesarias para la nutrición folicular, con un folículo que no recibirá los elementos necesarios para su salud.  “Por ello, a medida que la calidad nutricional del folículo sea mayor, el pelo tendrá una mayor calidad y fortaleza”, indica la especialista de Hospital Capilar.

Cómo evitar que el cabello se reseque: consejos a seguir

Para reparar el cabello seco, se deberá hacer especial hincapié en reducir los factores externos que dañan la cutícula, así como en fortalecer el pelo desde el interior para que pueda retener la humedad necesaria. Por ello, se aconseja evitar lavar el cabello en exceso, no más de tres veces por semana, así como el uso de productos que nutran la fibra capilar como champús hidratantes y mascarillas.

No obstante, es importante recalcar que, aunque estos productos prometen nutrir la fibra del pelo, no ofrecen acciones sobre el folículo, por lo que si se tiene un déficit de nutrientes esenciales para la formación de un cabello de calidad, la forma más eficaz de reactivar la vitalidad folicular será a través de la reposición de vitaminas y aminoácidos, lo que podrá hacerse a través de tratamientos de mesoterapia con vitaminas o mediante vía oral con suplementación de biotina, zinc, hierro, etc”, subraya la doctora Galaviz.

Asimismo, se recomienda limitar el uso de herramientas de calor como secadores y planchas, aplicando previamente un protector térmico antes de cada utilización, así como intentar espaciar, en la medida de lo posible, la aplicación de tintes y permanentes, ya que éstos suelen perjudicar la cutícula.

Por último, para combatir el cabello seco será esencial “llevar una dieta sana y equilibrada que contribuya a que la salud de nuestro pelo mejore, a través de la ingesta de biotina, con alimentos como levadura de cerveza, frutos secos y leche; de zinc, que estimula la proliferación de las células, promoviendo también el crecimiento y fortalecimiento del pelo, con alimentos como semillas de calabaza, huevos o arroz integral; de ácido fólico que ayuda a reforzar el sistema inmunológico, haciendo hincapié en la ingesta de espárragos, alcachofas, puerros o legumbres, así como del hierro, con alimentos como lentejas, hígado o espinacas”, detalla la especialista de Hospital Capilar.

Además, será fundamental el consumo de proteínas, necesarias para mejorar la calidad y textura del pelo, con alimentos como carnes magras, huevos o quinoa; de calcio, ya que la falta de este elemento conlleva al debilitamiento del cabello y a una mayor sequedad y, por ello, se deberá consumir lácteos, moluscos o brócoli. Por último, será esencial la ingesta de vitaminas A, C y E, a través de alimentos como la mandarinas, pomelos, naranjas, melón, pollo o pescados.

Read More

COMPARTE LAS NOTICIAS
administrator

Related Articles

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *