Inicio Fenix Comunidad 2.0

Cada vez son más los usuarios que desconectan de las Redes Sociales a favor de la Salud Mental

Cada vez son más los usuarios que desconectan de las Redes Sociales a favor de la Salud Mental
  1. Portada
  2. Reportajes
  3. Branded
  4. Cada vez son más los usuarios que desconectan de las Redes Sociales a favor de la Salud Mental

Vivimos en tiempos tan interesantes como peligrosos. Y no solo hablamos de amenazas informáticas, sino más bien a nivel de salud mental. Estamos expuestos a decenas de estímulos constantes, desde que nos levantamos hasta que nos acostamos. Y, tarde o temprano, todo eso empieza a faltar factura. Si, además, a esto le sumamos la valentía de muchos al estar escondidos detrás de una pantalla a la hora de hablar y criticar, la gente que se toma los comentarios en serio puede acabar hundida y con serios problemas. Y la mayor parte de la culpa la tienen las Redes Sociales.

No podemos negar que las Redes Sociales han cambiado la forma en la que vemos el mundo. Actualmente, es mucho más fácil enterarnos de las últimas noticias en ellas en lugar de en los periódicos, ya que la difusión a través de estas es instantánea. Además, estas redes sociales destacan por mostrar el éxito de las personas que han tenido suerte haciéndose virales en ellas, animando a muchas otras personas a intentar abrirse un hueco en ellas con fotos, bailes extraños o todo tipo de ideas. Spoiler: sin éxito.

No podemos negar que las redes sociales per se son muy útiles. El concepto de conectarnos a todos con todos es perfecto. El problema es que, a menudo, pasamos demasiado tiempo en redes sociales, las usamos mal y nos rodeamos en ellas precisamente de la gente que en el mundo real evitaríamos a toda costa. Si, además, a esto le sumamos que prácticamente no hay reglas dentro de estas plataformas, tenemos un caldo de cultivo perfecto para acabar con problemas de salud mental.

Las redes sociales más tóxicas

Por supuesto, lo anterior no se puede aplicar al 100% de los casos. Algunas redes sociales, como LinkedIn, hacen bien a la red, ya que nos permiten formar nuestra red de contactos para poder crecer dentro del ámbito profesional. Pero no todas son así.

Tal como nos cuenta CyberGhost, hay unas redes sociales que, claramente, son mucho más tóxicas, en todos los sentidos, que otras. En una encuesta realizada en España, por ejemplo, TikTok, que parece una de las más inofensivas, en realidad esconde graves peligros, ya que muchos la usan para difundir información falsa, alimentar a los trolls y llevar a cabo ciberacoso. Instagram ocupa el segundo lugar como red social más tóxica y problemática. Claramente, en esta red social predomina el postureo y el enseñar vidas idílicas que, casi siempre, son falsas. Pero esto hace que los demás tengan envidia e intenten imitar, o superar, esas vidas.

Curiosamente, X (Twitter) ocupa el tercer lugar. De sobra sabemos que esta red social es la peor de todas en cuanto a trolls, pero no acarrea tantos peligros como las anteriores. Sí que es verdad que la gente se esconde detrás de un avatar y se cree que tiene inmunidad y anonimato absoluto para decir y hacer lo que quiera. Pero no se va mucho más allá dentro de ella. Y Facebook, ocupando el cuarto lugar, es la menos mala entre las malas.

Finalmente, ha habido tres redes sociales que los usuarios no han considerado como dañinas o peligrosas. Por ejemplo, YouTube la han considerado una de las menos tóxicas debido al contenido, y la comunidad, que mueve. Y, en último lugar, están Reddit y Snapchat, dos plataformas que no han tenido ni una sola mención por parte de los encuestados.

Los peligros de las Redes Sociales

¿Qué es lo peor de las redes sociales? La gente lo tiene claro: la difusión de noticias falsas. Cualquiera puede decir que algo es cierto, o que ha ocurrido algo, y automáticamente parece que se convierte en realidad. Rumores, noticias inventadas, clicbaits… esta es la mayor lacra de estas plataformas, ya que hacen que un concepto, que inicialmente parecía interesante y útil, se convierta en una herramienta desastrosa.

Pero este no es el único problema que podemos tener en estas plataformas. Por ejemplo, también son una vía muy lucrativa para llevar a cabo todo tipo de estafas, desde venta de productos de mala calidad (dropshipping) hasta engaños a los usuarios para que compren un supuesto curso con el pasarán de ser fracasados a tener éxito. También volvemos al tema del postureo, ya que la gente nunca muestra las redes sociales tal y como son en realidad, sino que esta realidad está muy maquillada, y esto genera expectativas irreales sobre un estilo de vida o el aspecto físico de cada uno.

Trolls, gente en búsqueda de atención, comparaciones peligrosas para la salud y bulling son también otras lacras que las redes sociales deberían prohibir y sancionar.

Apuesta por tu salud mental

No le debes nada a las redes sociales. Más bien todo lo contrario. Ellas te dan entretenimiento y te conectan con los demás, pero a cambio tú les estás regalando tu alma (en forma de información que ellos utilizan para generar dinero). Y no solo eso, sino que también estás dañando tu salud mental, y a la larga eso te va a pasar factura.

Te proponemos un reto: desconecta durante unos días, unas semanas, de las redes sociales. Cuelga las gafas de realidad virtual y vuelve al mundo real. Sal de casa. Disfruta de la naturaleza, de la gente… las redes sociales van a seguir allí, existiendo y funcionando, aunque tú no entres a ellas. Sal de fiesta sin estar pendiente del móvil, de subir una foto a Instagram, o de mirar Twitter. Después de un tiempo sin usar las redes sociales, haz balance de tu vida. Analiza tu estado de ansiedad, el tiempo libre que te queda, tu salud mental en general… y decide si realmente estas redes sociales te hacen bien o, de lo contrario, te están consumiendo. Al fin y al cabo, salvo que te dediques a estas redes sociales profesionalmente, ¿qué te ata a ellas?

Read More

COMPARTE LAS NOTICIAS
administrator

Related Articles

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *