Inicio Fenix Comunidad 2.0

ANÁLISIS | El juicio de pagos por silencio de Donald Trump, explicado

ANÁLISIS | El juicio de pagos por silencio de Donald Trump, explicado
El juicio por el caso Stormy Daniels sigue adelante 1:49

(CNN) — El expresidente Donald Trump será juzgado este mes en Manhattan por su presunto papel en un plan de pagos para silenciar a sus supuestas amantes antes de las elecciones de 2016.

El juicio será histórico: ningún expresidente de Estados Unidos ha enfrentado jamás un proceso penal.

Será lascivo también: las supuestas amantes son una exactriz de cine para adultos y una modelo de Playboy.

Aunque el expresidente —que niega haber actuado mal— es el principal acusado, puede que sea o no el juicio del siglo. Trump aún enfrenta otros tres juicios penales en tribunales federales y en Georgia, por delitos posiblemente más graves como interferencia electoral, conspiración y mal manejo de documentos clasificados después de dejar la Casa Blanca.

Todos estos juicios y los personajes involucrados crean un complicado embrollo legal, particularmente cuando se suman los cuatro casos penales a la responsabilidad civil de Trump por difamación y conducta sexual inapropiada, así como por fraude comercial.

Esto es lo que debes saber para estar al día con este primer juicio penal:

¿Cuál es el esquema general del caso del dinero secreto?

Dos mujeres que dijeron haber tenido aventuras con Trump años antes de que se postulara para presidente, recibieron sumas de seis cifras en los meses previos a las elecciones de 2016.

La primera mujer, Karen McDougal, modelo de Playboy, recibió US$ 150.000 de la empresa matriz del National Enquirer, American Media Inc. (AMI), por los derechos de su historia. AMI rápidamente descartó la historia. Es un proceso conocido como «atrapar y matar».

AMI también pagó para «capturar y matar» la historia de un exportero de la Torre Trump que alegaba que Trump tenía un hijo no reconocido, pero esa acusación nunca ha sido corroborada por ningún informe. El amigo de Trump David Pecker, quien entonces era CEO de AMI, fue quien aprobó los pagos.

La segunda mujer, que nació como Stephanie Clifford pero construyó una carrera en la industria del cine para adultos como Stormy Daniels, recibió US$ 130.000 del exmediador de Trump, Michael Cohen, a cambio de firmar un acuerdo de confidencialidad sobre sus encuentros con Trump. Cohen obtuvo una línea de crédito sobre su casa para realizar el pago justo antes de las elecciones.

Stormy Daniels

El equipo de campaña de Trump estaba particularmente preocupado por las acusaciones de conducta sexual inapropiada en los últimos días de las elecciones de 2016, cuando la grabación «Access Hollywood», en la que Trump describía cómo agarraba a las mujeres por los genitales, dominaba la cobertura noticiosa.

Después de las elecciones, la empresa de Trump le devolvió el dinero a Cohen por el pago a Daniels.

¿Cómo salieron a la luz estos pagos?

De hecho, The Wall Street Journal informó sobre el plan de «captura y muerte» de AMI y dijo que Daniels había estado en conversaciones para compartir su historia días antes de las elecciones de 2016. McDougal y Daniels compartían el mismo abogado.

Pero las cosas no explotaron realmente hasta enero de 2018, cuando The Journal informó sobre los pagos que Cohen le hizo a Daniels.

¿Eran ilegales estos pagos para mantener el silencio?

Sí. Cohen y AMI han admitido que violaron las leyes.

Cohen se declaró culpable de dos cargos de financiamiento de campaña en agosto de 2018: realizar una contribución de campaña ilegal por su participación en la orquestación del pago de AMI a McDougal, y realizar una contribución a la campaña excesiva por el pago a Daniels.

AMI, ahora conocida como a360media, no fue objeto formal de una acusación penal por parte de las autoridades federales, pero admitió haber realizado el pago a McDougal. La empresa pagó una multa de US$ 187.500 a la Comisión Federal Electoral por realizar una contribución ilegal a la campaña.

¿Cuánto sabía Trump sobre estos pagos?

Cohen grabó al menos una conversación con Trump que parece ser sobre el pago a Daniels en la que se los escucha que discuten si realizar el pago en efectivo.

Cohen también testificó ante el gran jurado que acusó a Trump. En 2018, Trump inicialmente negó tener conocimiento de los pagos, pero luego admitió en una publicación en Twitter cuidadosamente redactada que se los hizo a Cohen. Trump argumentó que no tenían nada que ver con la campaña.

Summer Zervos, exconcursante de The Apprentice; Stormy Daniels, estrella de películas para adultos, y Karen McDougal, exmodelo Playboy, denunciaron a Donald Trump por acoso sexual.

¿Qué ley se acusa a Trump de infringir?

El fiscal de distrito de Manhattan, Alvin Bragg, anunció la acusación de Trump por parte de un gran jurado en abril de 2023, acusando al expresidente de «falsificar registros comerciales de Nueva York para ocultar información perjudicial y actividades ilegales a los votantes estadounidenses antes y después de las elecciones de 2016».

Técnicamente, Trump está acusado de 34 cargos de falsificación de registros comerciales, un delito grave de clase E. Trump fue acusado de un delito grave porque los fiscales lo acusaron de falsificar registros comerciales con la intención de cometer u ocultar otro delito relacionado con su campaña de 2016.

Este es el tipo de delito grave menos grave en Nueva York, lo que significa que, si Trump es declarado culpable, el juez podría sentenciarlo a libertad condicional o a una sentencia máxima de hasta cuatro años en una prisión estatal por cada cargo.

Aún hay mucho más

Esta es una historia larga y sórdida, y lo que hay en este repaso realmente apenas roza la superficie.

Es casi irrelevante en cuanto a los pagos, pero está la cuestión de si los supuestos encuentros ocurrieron. Trump niega que hayan sucedido. Pero ambas mujeres, que tienen historias muy similares, dicen que tuvieron encuentros sexuales con Trump en 2006. Ambas lo vieron en un torneo de golf en Lake Tahoe. Ambas dijeron que lo visitaron en un bungalow en el Hotel Beverly Hills.

Tomó mucho tiempo construir este caso. Trump no fue acusado por los investigadores federales que persiguieron a Cohen. Pasaron años hasta que el fiscal del distrito de Manhattan finalmente presentó el caso ante un gran jurado. Ahora, en teoría, podría terminar siendo el único de los cuatro casos penales contra Trump que vaya a juicio antes de las elecciones de noviembre, en las que intentará volver a la Casa Blanca.

Habrá drama en el tribunal. El juez que supervisa el caso de los pagos secretos, Juan Merchán, amplió una orden de silencio contra Trump después de que el expresidente atacara a su hija en las redes sociales. Sin embargo, es probable que Trump todavía encuentre una manera de hacer campaña desde fuera de la sala del tribunal, atacando a las autoridades de Nueva York como Bragg.

Es un drama de Shakespeare. Cohen ha pasado de ser el solucionador de problemas de Trump a su enemigo. El antiguo abogado de Daniels, Michael Avenatti, que alguna vez apareció en la televisión, ahora se encuentra en una prisión federal por robar el dinero de los clientes. Y la lista de testigos para este caso de pagos de dinero secretos incluye a exasistentes de Trump como Hope Hicks.

McDougal se ha mantenido en gran medida fuera del ojo público, pero hay un documental centrado enteramente en Daniels.

En muchos sentidos, este caso parece un retroceso a una época anterior de la política estadounidense, cuando Trump todavía era el candidato insurgente de los reality shows y no había rearmado todo el Partido Republicano en base a su propia imagen populista. Este caso pareciera mucho más pequeño que los casos federales y del condado de Fulton, Georgia, donde lo acusan de intentar anular de manera fraudulenta las elecciones de 2020 en lugar de ocultar algunas acusaciones personales poco halagadoras antes de las elecciones de 2016.

Pero todos esos otros casos se están desacelerando. La Corte Suprema se está tomando su tiempo para considerar la increíble afirmación de Trump de que debería estar exento de todo procesamiento federal. Un juez federal en Miami está considerando las tácticas dilatorias de Trump en el caso de los documentos clasificados. Y el fiscal del condado de Fulton tuvo que responder a acusaciones sobre su propia conducta privada. Por eso es que este caso de Nueva York sobre los pagos secretos presuntamente ocurridos hace ocho años para mantener silencio, es el que irá a juicio primero.

Read More

COMPARTE LAS NOTICIAS
administrator

Related Articles

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *