Inicio Fenix Comunidad 2.0

30 ideas de cenas para dos fáciles de hacer y saludables

30 ideas de cenas para dos fáciles de hacer y saludables

Pasta con queso feta al horno

INGREDIENTES

950 g de tomates cherry o uva
1 chalota, cortada en cuartos
3 dientes de ajo, machacados
120 ml de aceite de oliva extra virgen, dividido
Sal kosher
Una pizca de copos de pimiento rojo triturado
225 g de queso feta
3 ramitas de tomillo fresco
280 g de pasta
Ralladura de 1 limón (opcional)
Albahaca fresca, para decorar

PREPARACIÓN

Precalienta el horno a 200°C. En una sartén grande resistente al horno o en un plato para hornear medianamente grande, combina los tomates, la chalota, el ajo y todo el aceite excepto 1 cucharada. Sazona con sal y los copos de pimiento rojo y mezcla bien.

Coloca el queso feta en el centro de la mezcla de tomates y chalota, y rocía con la cucharada de aceite restante. Espárcelo por encima con las ramitas de tomillo. Hornea durante 40 a 45 minutos, hasta que los tomates estén explotando y el queso feta esté dorado por encima.

Mientras tanto, en una olla grande con agua hirviendo con sal, cocina la pasta hasta que esté al dente según las indicaciones del paquete. Reserva 1/2 taza de agua de la cocción antes de escurrir la pasta.

A la sartén con los tomates y el queso feta, añade la pasta cocida, el agua de la cocción reservada y la ralladura de limón (si la estás usando) y mezcla bien. Decora con hojas de albahaca antes de servir.

Raviolis de bogavante

PHOTO; ANDREW BUI: FOOD STYLIST; FRANCESCA ZANI

INGREDIENTES

150 g de carne de langosta picada
225 g de mascarpone
120 g de ricotta light
22 g de queso Pecorino Romano rallado
1 diente de ajo, rallado
1 cucharada de perejil fresco finamente picado
3/4 de cucharadita de pimienta de limón
Sal kosher
1 paquete de 454 g de láminas de wonton
1 huevo grande mezclado con un chorrito de agua
SALSA Y MONTAJE
56 g de mantequilla sin sal (1/2 barra)
60 ml de aceite de oliva extra virgen (1/4 de taza)
1 puerro, hojas verdes retiradas, lavado y cortado en rodajas finas
1 chalota grande, cortada en rodajas finas
Sal kosher
Jugo de 1/2 limón pequeño
Queso Pecorino Romano rallado, para servir

PREPARACIÓN

RAVIOLIS
En un tazón grande, mezcla la langosta, el mascarpone, la ricotta, el Pecorino Romano, el ajo, el perejil y la pimienta de limón; sazona con sal.

Cepilla una lámina de wonton con la mezcla de huevo. Coloca aproximadamente 1 cucharada generosa de la mezcla de langosta en el centro. Coloca otra lámina encima y presiona los bordes a lo largo de los bordes para formar un montículo de relleno en el centro. Con un cortador redondo de 7,5 cm, corta las láminas en redondos. Usa tus dedos para liberar cualquier burbuja de aire alrededor del relleno. Coloca los redondos en una bandeja para hornear forrada con papel pergamino. Repite con el relleno y las láminas restantes. Congela mientras preparas la salsa.

Preparación anticipada: los raviolis se pueden montar con un día de anticipación. Mantenlos congelados.

SALSA Y MONTAJE
En una sartén mediana a fuego medio-alto, derrite la mantequilla. Agrega el aceite y caliéntalo, luego agrega el puerro y las chalotas; sazona con sal. Reduce el fuego a medio y cocina, revolviendo ocasionalmente, hasta que los puerros y las chalotas se cocinen y se caramelicen, unos 15 minutos. Agrega el jugo de limón; sazona con sal, si es necesario.

Lleva a ebullición una olla grande con agua salada. Trabajando en lotes, coloca los raviolis y cocina hasta que floten y se vuelvan ligeramente translúcidos, de 2 a 3 minutos (ayuda sacar uno y probar para ver si están tiernos o al dente). Usando una espumadera, transfiérelos a un plato grande o una bandeja para hornear.

Reparte los raviolis entre los platos. Vierte la salsa por encima. Espolvorea con queso Pecorino Romano.

Preparación anticipada: la salsa se puede hacer con dos días de anticipación. Transfiérela a un recipiente hermético y refrigérala. Vuelve a calentarla a fuego medio antes de servir.

Pollo Alfredo

PHOTO: ERIK BERNSTEIN; FOOD STYLING: SPENCER RICHARDS

INGREDIENTES

30 ml de aceite de oliva extra virgen
2 pechugas de pollo deshuesadas y sin piel
Sal kosher
Pimienta negra recién molida
475 ml de caldo de pollo bajo en sodio
475 ml de leche entera
2 dientes de ajo, finamente picados
225 g de fettuccine
60 g de queso parmesano rallado finamente
120 ml de crema para batir
Perejil fresco picado, para servir

PREPARACIÓN

En una sartén grande a fuego medio-alto, calienta el aceite. Agrega el pollo; sazona con sal y pimienta. Cocina, dándoles la vuelta de vez en cuando, hasta que estén dorados y cocidos, alrededor de 8 minutos por cada lado. Transfiere a una tabla para cortar. Deja reposar durante 10 minutos, luego corta en rodajas.

En la misma sartén a fuego medio, combina el caldo, la leche y el ajo; sazona con sal y pimienta. Lleva a hervir suavemente. Agrega el fettuccine y cocina, revolviendo ocasionalmente, hasta que esté apenas al dente, aproximadamente 10 minutos.

Añade el queso parmesano y la crema. Lleva a hervir suavemente y cocina, revolviendo con frecuencia, hasta que la salsa espese y la pasta esté al dente, unos 2-3 minutos.

Retira del fuego y agrega el pollo. Espolvorea con perejil antes de servir.

Publicidad – Sigue leyendo debajo

Ñoquis crujientes con setas

PHOTO: LUCY SCHAEFFER PHOTOGRAPHY; FOOD STYLING: MAKINZE GORE

INGREDIENTES

60 ml de aceite de oliva virgen extra, dividido en 4 cucharadas
225 g de champiñones baby bella, en rodajas
1 chalota pequeña, finamente picada
2 dientes de ajo, picados
Sal kosher
480 g de ñoquis
30 g de mantequilla sin sal
Una pizca de copos de pimiento rojo triturado
Queso parmesano rallado, para servir

PREPARACIÓN

En una sartén grande a fuego medio-alto, calienta 30 ml de aceite. Agrega los champiñones y cocínalos, removiendo ocasionalmente, hasta que estén dorados, unos 8 minutos. Añade la chalota y el ajo, y cocina, removiendo ocasionalmente, hasta que la chalota esté suave, unos 3 minutos más; sazona con sal. Transfiere la mezcla de champiñones a un bol mediano.

En la misma sartén a fuego medio-alto, calienta los 30 ml restantes de aceite. Añade los ñoquis en una capa uniforme y cocina, sin mover, hasta que estén dorados en la parte inferior, unos 5 minutos. Remueve y continúa cocinando, removiendo ocasionalmente, hasta que los ñoquis estén cocidos, unos 2 minutos más. Agrega la mantequilla y vuelve a añadir los champiñones a la sartén. Cocina, removiendo, hasta que la mantequilla se derrita, unos 2 minutos. Agrega los copos de pimiento rojo; sazona con sal.

Divide la mezcla de ñoquis entre los platos o los cuencos poco profundos. Espolvorea con queso parmesano.

Dumplings de carne de cerdo al jengibre

Emily hlavac green

INGREDIENTES

PARA LOS DUMPLINGS
450 g de carne de cerdo molida
60 ml de caldo de pollo bajo en sodio
2 cebollas verdes, cortadas en rodajas finas, partes verdes y blancas separadas
2 dientes de ajo, rallados
30 ml de salsa de soja baja en sodio
10 ml de aceite de sésamo
10 ml de jengibre fresco rallado
10 ml de salsa de pescado (opcional)
1 huevo grande, ligeramente batido
Harina, para la superficie
60 envoltorios de dumplings
Aceite vegetal, para freír

PARA LA SALSA
60 ml de salsa de soja baja en sodio
45 ml de vinagre de arroz

PREPARACIÓN

Haz los dumplings: En un tazón grande, mezcla la carne de cerdo, el caldo, las partes blancas de las cebollas verdes, el ajo, la salsa de soja, el aceite de sésamo, el jengibre, la salsa de pescado (si la usas) y el huevo. Mezcla los ingredientes con tus manos o una cuchara de madera hasta que estén completamente combinados.

Forra una bandeja de horno pequeña con papel pergamino y espolvorea ligeramente con harina.

Coloca 4 envoltorios de dumplings en tu superficie de trabajo y mantén los envoltorios restantes cubiertos con un paño de cocina limpio. Coloca una cucharadita generosa de relleno de cerdo justo debajo del centro de cada envoltorio. Humedece el borde del envoltorio con agua y dobla la mitad superior sobre la mitad inferior y presiona el borde para sellar. Alternativamente, pliega los dumplings haciendo pequeños pliegues comenzando en un borde y terminando en el otro, apretando firmemente para sellar después de cada pliegue. Coloca en la bandeja preparada y continúa rellenando y sellando los dumplings hasta que se use todo el relleno de cerdo.

Calienta 1 cucharada de aceite vegetal en un sartén grande a fuego medio. Agrega los dumplings en una capa uniforme, con el lado sellado hacia arriba. (¡Puede estar tocándose!) Fríe durante 1 a 2 minutos, o hasta que estén dorados en la parte inferior.

Agrega 80 ml de agua a la sartén, reduce el fuego a medio-bajo y cubre con una tapa ajustada. Deja cocinar al vapor durante 3 minutos, luego ajusta la tapa para que quede entreabierta, permitiendo que escape el vapor. Cocina hasta que no quede agua, unos 3 minutos más.

Usa una espátula para transferir los dumplings a un plato de servir, con el lado crujiente hacia arriba. Repite el proceso hasta que todos los dumplings estén cocidos.

Haz la salsa de inmersión: Combina la salsa de soja, el vinagre de arroz y las partes verdes reservadas de las cebollas verdes en un tazón mediano y revuelve para combinar.

Sirve los dumplings con la salsa de inmersión al lado.

Ramen vegano

Lucy Schaeffer

INGREDIENTES

PARA EL CALDO
30 ml de aceite vegetal
1 cebolla amarilla mediana, picada
1 zanahoria grande, pelada y en rodajas
10 dientes de ajo, pelados y machacados
1 trozo de jengibre de 10 cm, cortado en rodajas de 0,6 cm
Sal kosher
140 g de champiñones shiitake frescos (tallos retirados, reservar las tapas para más tarde)
2 segmentos de 7,5 cm de alga kombu (cuanto más polvo blanco, mejor)
14 g de champiñones shiitake secos
2 cabezas de pak choi bebé, cortadas en cuartos
6 cebollas verdes, picadas
940 ml de caldo de verduras

PARA LAS VERDURAS ASADAS CON MISO ROJO
170 g de champiñones portobello baby, en cuartos, tallos retirados y desechados
140 g de champiñones shiitake (solo las tapas reservadas)
1 zanahoria grande, cortada en rodajas finas
2 cabezas de pak choi bebé, cortadas en cuartos
115 g de edamame pelado
15 ml de pasta de miso rojo
2 dientes de ajo rallados
5 ml de jengibre rallado
2 cebollas verdes, parte blanca picada finamente, parte verde cortada en rodajas finas y reservada
15 ml de aceite vegetal
Sal kosher

PARA TERMINAR:
60 ml de salsa de soja
60 ml de mirin
15 ml de semillas de sésamo tostadas
283 g de fideos de ramen secos de trigo
Aceite de sésamo
Semillas de sésamo
Cebollas verdes

PREPARACIÓN

HACER EL CALDO: En una olla grande, calienta el aceite de canola a fuego medio. Agrega la cebolla, la zanahoria, el jengibre, el ajo y una buena pizca de sal. Cocina durante 7 minutos, revolviendo ocasionalmente, o hasta que las verduras comiencen a dorarse.

Agrega los tallos de shiitake, el alga kombu, 14 g de champiñones shiitake secos, el pak choi y las cebollas verdes. Agrega el caldo de verduras y 946 ml de agua. Lleva a ebullición a fuego alto y luego reduce a fuego lento.

Cubre y cocina durante 25 minutos mientras asas tus verduras.

Después de que el caldo haya cocido a fuego lento durante 25 minutos, cuela el caldo a través de un colador de malla fina en un bol grande y limpio. Con el dorso de una cuchara de madera, exprime el líquido de las verduras del caldo, machacándolas con la cuchara. Algunas verduras machacadas se recogerán en el fondo del colador, raspa esas del colador hacia el bol y desecha el resto de las verduras.

Vuelve a poner el caldo en la olla grande y sazona al gusto con sal, teniendo en cuenta que luego se agregará salsa de soja.

HACER LAS VERDURAS ASADAS CON MISO ROJO: Precalienta el horno a 220°C. En un bol mediano, combina la pasta de miso, el aceite, la cebolla verde, el jengibre y el ajo rallado.

Mezcla por separado las zanahorias y los champiñones en la mezcla de miso, luego transfiérelos a una bandeja para hornear forrada con papel de aluminio, manteniendo cada verdura separada. Deja suficiente espacio para agregar el pak choi y el edamame. Asa durante 5 minutos.

En un bol mediano, mezcla el pak choi y el edamame con aceite y sazona con sal. Agrega el pak choi y el edamame a la bandeja para hornear y cocina durante otros 15 minutos o hasta que todas las verduras estén tiernas y doradas.

MONTAR EL PLATO: En una olla grande con agua hirviendo y sal, cocina los fideos de ramen según las instrucciones del paquete, luego escúrrelos.

En un bol pequeño, mezcla el mirin y la salsa de soja.

Agrega 355 ml de caldo caliente a cada bol. Divide los fideos entre cada bol y luego agrega zanahorias, champiñones y pak choi. Rocía cada bol con la mezcla de soja y mirin, luego decora con edamame asado, cebollas verdes, aceite de sésamo y semillas de sésamo antes de servir.

Publicidad – Sigue leyendo debajo

Filete Caprese

Parker Feierbach

INGREDIENTES

180 ml de vinagre balsámico
3 dientes de ajo, picados
30 ml de miel
30 ml de aceite de oliva extra virgen
15 ml de tomillo seco
15 ml de orégano seco
4 filetes mignon de 170 g cada uno o 4 trozos grandes de solomillo
2 tomates tipo beefsteak, en rodajas
Sal kosher
4 lonchas de mozzarella
Hojas de albahaca fresca, para servir

PREPARACIÓN

En un bol pequeño, mezcla el vinagre balsámico, el ajo, la miel, el aceite de oliva, el tomillo seco y el orégano seco.

Vierte sobre la carne y deja marinar durante 20 minutos.

Sazona los tomates con sal y pimienta.

Calienta la parrilla a fuego alto. Asa la carne durante 4 a 5 minutos por cada lado, luego coloca encima la mozzarella y los tomates y cubre la parrilla hasta que el queso se derrita, durante 2 minutos.

Añade las hojas de albahaca antes de servir.

Pollo a la naranja

PHOTO: ERIK BERNSTEIN; FOOD STYLING: SPENCER RICHARDS

INGREDIENTES

Para el pollo:
2 huevos grandes
60 g de harina de trigo
65 g de maicena, más 15 g adicionales (divididos)
Sal kosher
Pimienta negra recién molida
900 g de pechugas de pollo deshuesadas y sin piel, cortadas en trozos de 2,5 cm
15 ml de aceite de canola, más extra para freír
2 dientes de ajo, finamente picados
1/2 cucharadita de jengibre pelado y finamente picado
1/2 cucharadita de copos de pimiento rojo triturado

Para la salsa:
160 ml de jugo de naranja fresco
2 cucharadas de salsa hoisin
2 cucharadas de salsa de soja reducida en sodio
2 cucharadas de salsa de chile dulce
1 cucharada de vinagre de sidra de manzana
1 cucharada de azúcar moreno
Zumo de 1/2 limón
2 cebolletas, cortadas en rodajas finas
Arroz blanco cocido, para servir

PREPARACIÓN

En un bol poco profundo, bate los huevos hasta que estén bien mezclados. En otro bol poco profundo, mezcla la harina y 65 g de maicena; sazona con sal y pimienta. Rebosa el pollo en huevo y luego pásalo por la mezcla de harina, sacudiendo el exceso.

En una sartén grande y profunda, vierte aceite hasta que tenga un grosor de 0,6 cm. Calienta hasta que esté brillante y al añadir un trozo de pollo, este chisporrotee. Trabaja en lotes y fríe el pollo hasta que esté dorado y crujiente, unos 4 a 5 minutos. Escurre sobre papel de cocina.

En una cacerola mediana a fuego medio, calienta 1 cucharada de aceite. Agrega ajo, jengibre y pimiento rojo y cocina, removiendo, hasta que desprendan aroma, unos 2 minutos. Agrega el jugo de naranja, salsa hoisin, salsa de soja, salsa de chile, vinagre, azúcar moreno y el zumo de limón, y lleva a ebullición.

Mientras tanto, en un bol pequeño, mezcla los 15 g restantes de maicena con 30 ml de agua. Lentamente, añade esta mezcla a la salsa para espesarla y deja cocinar a fuego lento, removiendo ocasionalmente, hasta que la salsa tenga la consistencia de un jarabe, unos 5 minutos.

Transfiere el pollo a un plato. Agrega la salsa, mezcla para combinar y espolvorea con las cebolletas. Sirve sobre arroz.

Filet Mignon

Parker feierbach

INGREDIENTES

30 ml de aceite de oliva extra virgen
4 filetes mignon (aproximadamente 170 g cada uno)
Sal kosher
Pimienta negra recién molida
60 g de mantequilla
15 ml de romero picado aproximadamente

PREPARACIÓN

Precalienta el horno a 200°C. En una sartén grande a fuego medio-alto, calienta el aceite. Sazona los filetes con sal y pimienta en ambos lados. Cuando el aceite esté casi humeante, añade los filetes. Cocina hasta que estén muy sellados, durante unos 5 minutos, luego voltea los filetes y agrega la mantequilla y el romero. Baña los filetes con la mantequilla y cocina durante otros 3 a 5 minutos.

Transfiere la sartén al horno y cocina hasta que los filetes estén cocidos a tu gusto, durante unos 5 minutos para un punto medio. Consejo profesional: Verifica la temperatura de tu carne antes de meterla al horno para ver qué tan cerca estás de la temperatura deseada. Si estás dentro de 10 grados, es posible que necesites incluso menos tiempo. Si tu filete no está listo después de 5 minutos, verifica cada par de minutos para no correr el riesgo de cocinarlo demasiado.

Retira la sartén del horno y deja reposar los filetes durante 5 minutos antes de cortarlos.

Publicidad – Sigue leyendo debajo

Estofado de cebolla francés vegano

INGREDIENTES

1200 ml de agua, dividida
Aceite de oliva extra virgen
2 cebollas amarillas grandes, en rodajas finas
4 cebollas rojas pequeñas, en rodajas finas
Sal kosher
Pimienta negra recién molida
120 ml de vino tinto seco
3 ramitas de tomillo fresco
4 dientes de ajo, finamente picados
2 hojas de laurel
120 g de lentejas pardinas
1/2 baguette, cortada en rodajas
Lonchas de queso vegano, como provolone o Gruyère
Perejil fresco picado, para servir

PREPARACIÓN

Calienta 15 ml de aceite de oliva en una sartén grande a fuego medio-alto. Agrega las cebollas, sazona con sal y pimienta y mezcla para cubrir en el aceite. Cocina, revolviendo ocasionalmente, hasta que las cebollas estén doradas y muy tiernas, durante 30 a 35 minutos, añadiendo un poco de agua si las cebollas comienzan a pegarse al fondo de la sartén. Incorpora 237 ml de agua y transfiere las cebollas y el líquido a una olla holandesa u otro recipiente grande apto para horno.

Añade el vino, el tomillo, el ajo y las hojas de laurel a la olla. Lleva a fuego lento y cocina, revolviendo ocasionalmente, durante 5 minutos. Agrega las 948 ml restantes de agua y las lentejas y lleva a ebullición. Reduce el fuego a bajo y cocina a fuego lento, retirando la espuma de la superficie y revolviendo ocasionalmente, hasta que las lentejas estén tiernas, durante 30 a 35 minutos.

Cuando las lentejas estén tiernas, retira la olla del fuego y precalienta el grill del horno a temperatura alta. Cubre la sopa con las rodajas de baguette, luego coloca el queso sobre la baguette. Coloca la olla en el horno y gratina hasta que el queso esté derretido, durante 2 a 5 minutos, dependiendo de tu grill y del queso. Espolvorea con perejil antes de servir.

Pollo a la mantequilla

ETHAN CALABRESE

INGREDIENTES

POLLO
80 ml de yogur natural entero
2 dientes de ajo, rallados o finamente picados (aproximadamente 2 cdtas.)
15 ml de jugo de limón fresco
15 ml de garam masala
15 ml de jengibre rallado o finamente picado
10 ml de sal kosher
5 ml de polvo de chile Kashmiri (o 3.75 ml de paprika y 1.25 ml de pimienta de cayena)
900 g de muslos de pollo deshuesados y sin piel, cortados en trozos de 4 cm

SALSA MAKHANI Y MONTAJE
70 g de mantequilla sin sal
120 ml de pasta de tomate
1/2 chile serrano, sin semillas, finamente picado
15 ml de jengibre rallado o finamente picado
5 ml de garam masala
5 ml de comino molido
5 ml de polvo de chile Kashmiri (o 3.75 ml de paprika y 1.25 ml de pimienta de cayena)
240 ml de crema espesa
15 ml de hojas de fenogreco secas o kasoori methi (opcional)
2.5 ml (o más) de sal kosher
15 g de cilantro fresco picado finamente
Arroz basmati cocido o naan, para servir

PREPARACIÓN

POLLO
En un bol grande, mezcla el yogur, el ajo, el jugo de limón, el garam masala, el jengibre, la sal y el polvo de chile Kashmiri. Agrega el pollo y mezcla para cubrir. Cubre y refrigera durante 1 hora.

Precalienta el grill y cubre una bandeja de horno grande con papel de aluminio. Extiende el pollo en la bandeja preparada en una capa única. Grilla, vigilando de cerca, hasta que esté dorado y cocido, durante unos 15 minutos. Deja enfriar un poco.

SALSA MAKHANI Y MONTAJE
En una sartén grande de bordes altos a fuego medio, derrite la mantequilla. Agrega la pasta de tomate y cocina, revolviendo constantemente, hasta que se oscurezca, durante unos 5 minutos. Agrega el chile y el jengibre y continúa cocinando, revolviendo, hasta que sean fragantes y la pasta de tomate comience a pegarse al fondo de la sartén, durante aproximadamente 1 minuto más.

Añade el garam masala, el comino y el polvo de chile y cocina, revolviendo con frecuencia, hasta que sean fragantes e incorporados, durante aproximadamente 30 segundos. Agrega la crema, el fenogreco (si lo usas), 2.5 ml de sal, el pollo y 240 ml de agua. Lleva a ebullición a fuego medio-alto, luego reduce el fuego a bajo y continúa cocinando a fuego lento, revolviendo ocasionalmente, hasta que la salsa se haya espesado ligeramente y la grasa se haya separado, durante 10 a 15 minutos.

Prueba y sazona con sal, si es necesario. Espolvorea con cilantro. Sirve sobre arroz.

Ragú de ternera

PARKER FEIERBACH

INGREDIENTES

30 ml de aceite de oliva extra virgen
900 g de carne de ternera (chuck roast), cortada en cubos de 5 cm
Sal kosher
Pimienta negra recién molida
1 cebolla amarilla mediana, picada
5 dientes de ajo, cortados en rodajas finas
2,5 g de semillas de hinojo
1,2 g de hojuelas de pimiento rojo
30 ml de pasta de tomate
60 ml de vino tinto
800 g de tomates enteros pelados en lata
60 ml de agua
3 ramitas de tomillo
1 hoja de laurel
10 ml de vinagre balsámico
Queso parmesano, para servir
Perejil fresco picado, para servir

PREPARACIÓN

En una olla grande a fuego medio, calienta 15 ml de aceite. Sazona la carne de ternera con sal y pimienta y dórala, en lotes si es necesario, hasta que esté dorada por todos lados, durante 10 minutos. Transfiérela a un recipiente grande.

Calienta el aceite restante, aún a fuego medio. Agrega la cebolla y cocina hasta que esté suave, durante 6 minutos. Añade el ajo, las semillas de hinojo y las hojuelas de pimiento rojo y cocina hasta que sean fragantes, durante 1 minuto más.

Agrega la pasta de tomate y cocina hasta que adquiera un color oscuro, durante 1 a 2 minutos más. Desglasa la olla con el vino, raspando cualquier residuo dorado del fondo de la olla con una cuchara de madera.

Añade los tomates enteros pelados, el agua, el tomillo, la hoja de laurel, el vinagre balsámico y la carne de ternera dorada, y sazona con sal y pimienta. Revuelve para combinar y reduce el fuego a bajo. Cubre y cocina a fuego lento, revolviendo ocasionalmente, hasta que la carne se deshaga fácilmente, durante 2 a 2.5 horas. Usa una cuchara de madera para deshacer los tomates y la carne, y retira la hoja de laurel. Sirve sobre tu pasta o polenta favorita. Espolvorea con queso parmesano y perejil antes de servir.

Publicidad – Sigue leyendo debajo

Pizza de pollo a la barbacoa

PHOTO: ANDREW BUI; FOOD STYLING: BARRETT WASHBURNE

INGREDIENTES

15 ml de aceite de oliva extra virgen, más un poco para untar
225 g de pechugas de pollo deshuesadas y sin piel, cortadas en trozos de 2,5 cm
Sal kosher
Pimienta negra recién molida
Harina común, para la masa
450 g de masa de pizza, a temperatura ambiente
30 ml de salsa barbacoa, más un poco para rociar
60 g de queso cheddar rallado
60 g de queso fontina rallado
1/4 de cebolla roja pequeña, cortada en rodajas finas
Aderezo ranch, para rociar
Cebollino fresco picado, para decorar

PREPARACIÓN

Precalienta el horno a 260°C. En una sartén grande a fuego medio-alto, calienta el aceite. Agrega el pollo y cocina hasta que esté dorado y ya no esté rosado por dentro, unos 6 minutos por cada lado. Sazona generosamente con sal y pimienta.

Mientras tanto, pincela con aceite una sartén apta para horno.

En una superficie de trabajo enharinada, extiende la masa hasta que el diámetro coincida con el de tu sartén. Transfiere la masa a la sartén.

Dejando un borde de 1,25 cm para el borde de la pizza, extiende la salsa barbacoa sobre la masa. Agrega encima el queso cheddar, el queso fontina, el pollo y la cebolla roja.

Pincela el borde de la masa con aceite de oliva y espolvorea con sal.

Hornea hasta que la masa esté crujiente y el queso se haya derretido, entre 23 y 25 minutos.

Rocía la pizza con salsa barbacoa y aderezo ranch, y decora con cebollino fresco.

Pollo a la toscana cremoso

EMILY HLAVAC GREEN

INGREDIENTES

15 ml de aceite de oliva virgen extra
4 pechugas de pollo deshuesadas y sin piel (aproximadamente 680-900 g)
Sal kosher
Pimienta negra recién molida
1 cucharadita de orégano seco
42 g de mantequilla
3 dientes de ajo, picados
225 g de tomates cherry, cortados por la mitad
90 g de espinacas baby
120 ml de crema espesa
25 g de queso parmesano recién rallado
Gajos de limón, para servir

PREPARACIÓN

En una sartén a fuego medio, calienta el aceite. Agrega las pechugas de pollo y sazona con sal, pimienta y orégano. Cocina hasta que estén doradas y ya no estén rosadas por dentro, unos 8 minutos por lado. Retira del sartén y reserva.

En la misma sartén a fuego medio, derrite la mantequilla. Añade el ajo y cocina hasta que esté fragante, aproximadamente 1 minuto. Agrega los tomates cherry y sazona con sal y pimienta. Cocina hasta que los tomates comiencen a abrirse, luego agrega las espinacas y cocina hasta que empiecen a marchitarse.

Añade la crema espesa y el queso parmesano, lleva la mezcla a fuego lento. Reduce el calor a bajo y deja cocinar a fuego lento hasta que la salsa se reduzca ligeramente, alrededor de 3 minutos. Vuelve a colocar el pollo en la sartén y cocina hasta que esté caliente, unos 5 a 7 minutos.

Sirve con gajos de limón.

Risotto al horno con limón, guisantes y parmesano

ANDREW BUI

INGREDIENTES

60 g de mantequilla
1 limón
1 cebolla amarilla, finamente picada
2 dientes de ajo, finamente picados
200 g de arroz arborio
830 ml de caldo de pollo o vegetales
1 1/2 cucharaditas de sal kosher
55 g de queso parmesano rallado, y más para servir
150 g de guisantes congelados, descongelados
1/2 cucharadita de pimienta negra recién molida
Perejil fresco picado, para decorar

PREPARACIÓN

Precalienta el horno a 190°C. Derrite 30 gramos de mantequilla en un horno holandés a fuego medio-alto.

Usando un pelador en Y, retira dos tiras de cáscara de limón de aproximadamente 2,5 cm de grosor. Agrega la cebolla y la cáscara de limón a la mantequilla y cocina, revolviendo con frecuencia, hasta que estén suaves, alrededor de 5 minutos. Añade el ajo y cocina, revolviendo, hasta que esté fragante, aproximadamente 1 minuto. Agrega el arroz, el caldo y 1 cucharadita de sal. Lleva a hervir, tapa y transfiere al horno.

Hornea hasta que el arroz esté tierno, unos 20 minutos. Con cuidado, retira la tapa y agrega el queso parmesano, los guisantes, la pimienta, los 30 gramos restantes de mantequilla y 1/2 cucharadita de sal, revolviendo hasta que la mantequilla se derrita y los guisantes estén calientes. Corta el limón por la mitad y exprime la mitad del jugo en el risotto; revuelve para combinar. Retira la cáscara de limón y sirve con más queso parmesano y perejil.

Publicidad – Sigue leyendo debajo

Pizza casera

PARKER FEIERBACH

INGREDIENTES

PARA LA MASA
Aerosol de cocina
295 ml de agua tibia
1 cucharada de azúcar granulada
1 paquete de levadura seca activa (7 gramos)
375 g de harina de uso general
10 g de sal kosher
60 ml de aceite de oliva extra virgen

PARA LA PIZZA
Aceite de oliva extra virgen, según sea necesario
30 g de harina de maíz, dividida
240 ml de salsa marinara, dividida
450 g de mozzarella fresca, cortada en rodajas finas, dividida
Hojas de albahaca fresca
Pizca de copos de pimiento rojo

PREPARACIÓN

Rocía con aerosol de cocina un tazón grande. En un recipiente pequeño, agrega el agua y el azúcar y revuelve para disolver, luego espolvorea la levadura y deja reposar hasta que esté espumosa, unos 8 minutos.

En otro tazón grande, agrega la harina, la sal y el aceite. Vierte la mezcla de levadura, luego mezcla con una cuchara de madera hasta que todo esté combinado y se forme una masa desigual. Amasa contra los lados del tazón hasta que la masa comience a unirse, luego colócala en tu superficie de trabajo y amasa, agregando una pizca de harina si es necesario, hasta que se sienta elástica y ligeramente pegajosa, unos 5 minutos. Forma una bola apretada, colócala en el tazón preparado y cúbrela con un paño limpio. Deja que suba en un lugar cálido en tu cocina hasta que duplique su tamaño, aproximadamente 1 hora y 30 minutos.

Presiona suavemente la masa, luego divídela en 2 y haz bolas. En este punto, puedes congelar una o hacer dos pizzas. Deja reposar las bolas de masa mientras precalientas el horno a 260°C y engrasas una bandeja grande para hornear con aceite de oliva. Espolvorea por todas partes con 30 g de harina de maíz.

En tu superficie de trabajo, aplana suavemente una bola de masa y extiende con un rodillo (o estira con las manos) hasta aproximadamente 30 cm de diámetro (lo más delgada posible). Transfiere cuidadosamente a la bandeja para hornear preparada y cepilla la masa con aceite. Luego, agrega 120 ml de salsa al centro de la masa y extiende hacia afuera con una cuchara, dejando aproximadamente 2.5 cm para el borde. Cubre con la mitad de las rodajas de mozzarella. Hornea hasta que la masa esté dorada y el queso se haya derretido, unos 15 minutos.

Agrega hojas de albahaca fresca, un chorrito de aceite de oliva y copos de pimiento rojo.

Repite con la masa y los ingredientes restantes para la segunda pizza.

Pasta vegana cremosa con tomate

PHOTO: ROCKY LUTEN; FOOD STYLING: MAKINZE GORE

INGREDIENTES

350 ml de agua, dividida, y más para la pasta
90 g de anacardos crudos, divididos
20 g de sal kosher, dividida
450 g de penne
45 ml de aceite de oliva extra virgen, dividido
10 g de copos de pimiento rojo triturados, divididos
1 cebolla amarilla pequeña, picada
4 dientes de ajo, finamente picados
90 g de pasta de tomate
30 g de tomates secos, finamente picados
30 g de hojas de albahaca fresca, finamente picadas, para servir

PREPARACIÓN

En una olla pequeña a fuego alto, calienta 240 ml de agua hasta que hierva. Retira del fuego y agrega 120 ml de anacardos. Cubre y deja reposar durante 1 hora.

Escurre los anacardos remojados, desechando el líquido de remojo, y enjuágalos completamente. Transfiérelos a una licuadora y agrega 120 ml de agua y 1/8 de cucharadita de sal. Mezcla hasta que quede suave, luego transfiere a un recipiente pequeño (deberías tener aproximadamente 180 ml de crema de anacardos).

Hierve una olla grande de agua y agrega 2 cucharadas de sal. Agrega el penne y cocina, revolviendo ocasionalmente, hasta que esté muy al dente, de 2 a 3 minutos menos que las instrucciones del paquete. Escurre la pasta, reservando 355 ml del líquido de cocción de la pasta.

Mientras tanto, en una sartén grande con paredes altas, combina 1 cucharada de aceite, 1/8 de cucharadita de copos de pimiento rojo, 1/8 de cucharadita de sal y los 30 g restantes de anacardos. Tuesta a fuego lento, revolviendo con frecuencia, hasta que estén fragantes, 4 a 5 minutos. Transfiere a un bol pequeño; reserva. Limpia la sartén.

En la misma sartén, calienta los 30 ml restantes de aceite. Agrega la cebolla, el ajo y 1/2 cucharadita de sal y cocina, revolviendo ocasionalmente, hasta que las cebollas estén suavizadas, de 5 a 7 minutos. Agrega la pasta de tomate, los tomates secos y los 2.5 g restantes de copos de pimiento rojo triturados y cocina, revolviendo constantemente, hasta que la pasta se oscurezca y comience a pegarse en el fondo de la olla, de 3 a 4 minutos.

Mezcla 180 ml de crema de anacardos y 180 ml de líquido de cocción de pasta reservado hasta que estén combinados, luego lleva a ebullición a fuego medio-alto. Agrega la pasta y cocina, revolviendo constantemente y agregando más líquido de cocción de pasta 60 ml a la vez según sea necesario, hasta que la pasta esté al dente y la salsa sea brillante y cubra la pasta, de 2 a 3 minutos; sazona con 2.5 g restantes de sal según sea necesario.

Divide la pasta entre los platos. Usando un rallador fino, ralla los anacardos tostados reservados sobre la pasta. Cubre con albahaca.

Ñoquis de pollo al limón y parmesano a la sartén

PHOTO: ANDREW BUI; FOOD STYLING: MAKINZE GORE

INGREDIENTES

30 ml de aceite de oliva extra virgen
680 g de pechugas de pollo sin piel ni hueso
Sal kosher
Pimienta negra recién molida
1 cebolla amarilla pequeña, picada
4 dientes de ajo, picados
80 ml de vino blanco seco
295 ml de caldo de pollo bajo en sodio
240 ml de crema espesa
Ralladura y jugo de 1 limón grande
15 ml de romero fresco picado
15 ml de hojas de tomillo fresco
Pizca de hojuelas de pimiento rojo
480 g de ñoquis refrigerado
4 tazas de espinacas baby, compactas
60 g de Parmesano, finamente rallado

PARA SERVIR
Rodajas de limón (opcional)

PREPARACIÓN

En un sartén grande de lados altos a fuego medio-alto, calienta el aceite. Sazona el pollo por ambos lados con sal y pimienta negra y cocina, volteando ocasionalmente, hasta que esté dorado, unos 6 minutos por lado. Transfiere a un plato.

Reduce el fuego a medio. Cocina la cebolla, revolviendo ocasionalmente, hasta que se ablande, unos 5 minutos. Agrega el ajo y cocina, revolviendo, hasta que esté fragante, aproximadamente 1 minuto más. Vierte el vino y raspa cualquier trozo dorado del fondo del sartén. Hierve a fuego lento, revolviendo ocasionalmente, hasta que el vino se haya evaporado, de 1 a 2 minutos.

Añade el caldo, la crema, la ralladura de limón, el jugo de limón, el romero, el tomillo y las hojuelas de pimiento rojo; sazona con sal y pimienta negra. Lleva a fuego lento y luego agrega los ñoquis. Lleva a fuego lento y vuelve a agregar el pollo al sartén. Reduce el fuego a medio-bajo y cocina a fuego lento, revolviendo ocasionalmente, hasta que el pollo esté cocido, de 8 a 10 minutos. Transfiere el pollo a una tabla de cortar.

Añade el Parmesano y las espinacas a la salsa y revuelve hasta que las espinacas se marchiten. Continúa cocinando a fuego lento, revolviendo ocasionalmente, hasta que espese, unos 3 minutos; sazona con sal y pimienta negra.

Corta el pollo en rodajas y vuelve a colocarlo en el sartén. Sirve con rodajas de limón si lo deseas.

Publicidad – Sigue leyendo debajo

Pad Thai

Ethan Calabrese

INGREDIENTES

225 g de fideos de arroz, rotos por la mitad
90 ml de aceite de cacahuete o vegetal, dividido
450 g de camarones medianos, pelados, desvenados y sin cola
3 huevos grandes
45 g de azúcar de palma
45 ml de salsa de pescado tailandesa
30 ml de puré de tamarindo
15 ml de jugo de lima fresco, más rodajas de lima para servir
1/4 cucharadita de pimienta de cayena
1 chalota mediana, finamente picada (aproximadamente 3 cucharadas)
3 dientes de ajo, finamente picados
6 cebollas de verdeo, cortadas en trozos de 2,5 cm
1 taza de brotes de soja
60 g de cacahuetes picados
30 g de cilantro fresco picado (opcional)

PREPARACIÓN

Si se usan fideos secos, remoja los fideos en agua hirviendo en un recipiente grande hasta que estén tiernos, de 20 a 30 minutos.

Mientras tanto, en un wok grande a fuego alto, calienta 1 cucharada de aceite. Agrega los camarones y cocina, dándoles la vuelta a la mitad, hasta que estén cocidos y rosados, de 2 a 3 minutos. Transfiérelos a un bol mediano.

En el mismo wok, calienta 1 cucharada de aceite. En un bol pequeño, bate los huevos hasta que estén mezclados. Cocina, revolviendo ocasionalmente y rompiendo los grumos con una cuchara, hasta que estén apenas cocidos, de 1 a 2 minutos. Transfiérelos al bol con los camarones.

En un bol pequeño, mezcla el azúcar de palma, la salsa de pescado, el concentrado de tamarindo, el jugo de lima, la cayena, 2 cucharadas de aceite y 1 cucharada de agua hasta que estén combinados.

En el mismo wok a fuego medio-alto, calienta 2 cucharadas de aceite. Cocina la chalota y el ajo, revolviendo con frecuencia, hasta que estén ligeramente dorados, aproximadamente 1 minuto. Agrega las cebollas de verdeo y cocina, revolviendo con frecuencia, hasta que estén suaves, de 1 a 2 minutos. Agrega la salsa y lleva a hervir.

Añade los huevos, camarones y fideos y cocina, revolviendo constantemente, hasta que se calienten y los fideos estén suavizados, aproximadamente 2 minutos más. Agrega los brotes de soja y los cacahuetes y mezcla nuevamente para combinar.

Sirve el pad thai en platos y añade cilantro picado (si lo deseas).

Sartén de salmón y patatas

PHOTO: ERIK BERNSTEIN; FOOD STYLING: BROOKE CAISON

INGREDIENTES

2 dientes de ajo, rallados o finamente picados
1 cucharadita de hojuelas de pimiento rojo triturado
1 cucharadita de ralladura de limón finamente rallada
1 cucharadita de cilantro molido
1 cucharadita de comino molido
1/2 cucharadita de pimentón
1/3 taza más 1 cucharada de aceite de oliva extra virgen
Sal kosher
1 filete de salmón de 1 libra con piel
1 1/2 libras de patatas pequeñas, cortadas por la mitad
Pimienta negra recién molida
3/4 taza de yogur griego natural
2 cucharadas de eneldo fresco picado
2 cucharadas de perejil fresco picado
2 chalotas pequeñas, cortadas en aros de 0,6 cms
Rodajas de limón para servir

PREPARACIÓN

Coloca una rejilla en el centro del horno y precalienta a 230° C. Coloca una sartén grande de hierro fundido en la rejilla.

En un bol pequeño, mezcla el ajo, las hojuelas de pimiento rojo, la ralladura de limón, el cilantro, el comino, el pimentón, 1/3 de taza de aceite y 1/2 cucharadita de sal. Sazona generosamente el salmón por ambos lados con sal y colócalo en un recipiente poco profundo. Vierte la mitad del adobo sobre el salmón y reserva.

En un bol grande, mezcla las patatas con 2 cucharaditas de sal, unas vueltas de pimienta negra y la cucharada restante de aceite. Con cuidado, retira la sartén del horno. Coloca las patatas con el corte hacia abajo en la sartén y hornea durante 20 minutos.

Mientras tanto, en un bol pequeño, combina el adobo restante, el yogur, 1 cucharada de eneldo, 1 cucharada de perejil y una pizca de sal; reserva.

Retira la sartén del horno. Con una espátula, apila las patatas en un lado o crea un espacio en el centro de la sartén. Coloca el salmón con la piel hacia arriba al lado de las patatas. Espárcelas chalotas alrededor del salmón. Hornea de 6 a 7 minutos, voltea el salmón y continúa horneando hasta que la carne del salmón se desmenuce fácilmente y la piel esté crujiente, 2 a 3 minutos más.

Espolvorea encima el eneldo y perejil restantes. Sirve con rodajas de limón y la salsa de yogur reservada al lado.

Read More

COMPARTE LAS NOTICIAS
administrator

Related Articles

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *